Las dos islas más populares: playas de Mallorca y Menorca

  • Mallorca. Al tratarse de la isla más grande del archipiélago, Mallorca es la que ofrece más opciones a la hora de encontrar playas. Algunas como la del Arenal están muy masificadas, pero otras como la Cala Montdragó ofrece una jornada donde el intenso mar de color turquesa y la tranquilidad serán los protagonistas. La Cala Varques, perteneciente al municipio de Manacor, es una de las preferidas por los que buscan encontrarse con pocos turistas en verano ya que para su acceso hay que ir en coche y después andar unos 20 minutos hasta llegar a este trocito de paraíso. Si optamos por el norte de la isla, recomendamos visitar la Playa Formentor en la localidad de Pollença; el inconveniente es que es uno de los destinos principales de Mallorca y suele estar muy concurrida durante todo el año.

Playa de Formentor en Mallorca

  • Menorca. ¿Te imaginas un cristalino Mediterráneo bañando una cala cuyas piedras fuera rojizas? Así es la Cala Pregonda de Menorca, situada al norte de la isla y donde disfrutar de una de las zonas de baño más tranquilas con un entorno natural único. Si buscas una playa grande, animada y perfecta para viajar con los más pequeños de la casa te recomendamos la Cala Galdana que encontrarás al sur y en el centro de la isla. Los que quieran un paraíso vacacional tienen dos playas que se disputan este calificativo: la Cala Macarella y la Cala Turqueta. Ésta última está muy cerca de Ciudadela por lo que suele recibir muchos turistas y la de Macarella cuenta con una pequeña zona dedicada al nudismo.

Cala Pregonda en Menorca

Ibiza y Formentera: fiesta Vs tranquilidad

  • Ibiza. Alejadas de la tranquilidad y paz que se respira en la mayoría de playas de Menorca, en Ibiza encontramos dos de las zonas de baño más populares a nivel internacional: Las Salinas y Playa d’en Bossa. Y es que la fiesta, animación y turistas están presentes en cualquier época del año y durante todo el día; dj’s, terrazas, música y mucho ritmo se fusionan con un paraje donde el Mediterráneo es el escenario principal. Pero también hay playas ibicencas donde respirar el ambiente tradicional de la isla y donde el turismo no ha ‘invadido’ tanto: la Cala Conta. La Cala Salada y la Cala Vadella se caracterizan también por no estar tan masificadas mientras las rodea una abundante vegetación y se respira una calma que nada tienen que ver con otra de las playas más famosas: Cala Bassa. Ésta es una de las más grandes y comparada como una gran piscina al aire libre por la tranquilidad de sus aguas.

Playa de las Salinas en Ibiza

  • Formentera. Con respecto a la ‘isla vecina de Ibiza’, Formentera, hay que destacar tres playas que merece la pena visitar por ser alguna de las mejores de Baleares: Ses Illetes, Els Arenals y Cala Saona. Ésta última es una pequeña cala de unos 150 metros de largo pero convertida en un auténtico paraíso donde el agua es claro y turquesa y está rodeada por un abundante bosque de pinos. Una de las playas más famosas del archipiélago es la que está dentro del Parque Natural de Ses Illetes y su arena es absolutamente blanca, lo que hace que sea una de las más atractivas del litoral. También la arena blanca y el agua turquesa predominan en la playa de Els Arenals, la más grande de Formentera con sus 3 kilómetros de extensión.

Playa de Ses Illetes en Formentera