Cuándo acaba la sesión deportiva, están tan agotados que sienten como se si hubieran vaciado de todo, pero aunque a corto plazo pueda parecer un alivio a los problemas, realmente no se está produciendo algo vital para la relajación: el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Lograr este equilibrio es el objetivo de diferentes actividades deportivas que no solo causan el alivio momentáneo que todo ejercicio ejerce sobre la tensión nerviosa y física, sino que promueve conseguir la verdadera relajación, alcanzando un buen equilibrio emocional.

Las disciplinas orientales

Las artes marciales y las disciplinas deportivas orientales están especialmente pensadas para conseguir la unión entre el cuerpo y la mente, conduciendo hacia la paz interior. Podríamos centrar todo el artículo en estas actividades, pero vamos a comentar tan solo aquellas más populares.

  • El yoga. El yoga está considerado mucho más que una disciplina deportiva y existe toda una filosofía a su alrededor. Pero incluso prescindiendo de la misma es fácil alcanzar la relajación gracias a la práctica habitual del yoga.
  • Las artes marciales. Perfectas para aquellas personas que necesitan quemar más adrenalina. Generalmente, este tipo de individuos llevan dentro grandes tensiones que si no se canalizan correctamente podrían causar graves problemas de estrés e incluso físicos. Mediante el ejercicio y la práctica del autocontrol, pueden aprender a lidiar con el estrés.
  • El Taichí. Realmente es una de las artes marciales, sin embargo, tal como se practica en muchos gimnasios, se convierte en una especie de gimnasia de relajación similar al yoga, aunque menos complicada para personas con problemas de salud.

Otros deportes relajantes

Existen otros deportes que están especialmente pensados para que la persona combata el estrés y se sienta mucho más equilibrada. Estos son algunos de ellos.

  • Body Balance. Este deporte se puede practicar a diferentes niveles, lo que permite que nadie se fuerce y cada cual pueda encontrar el nivel de exigencia que mejor le convenga. Combina movimientos de Yoga, de Taichí y también de Pilates, lo que lo convierte en un deporte muy completo y claramente orientado a mejorar la postura y el equilibrio tanto físico como mental.
  • Senderismo. El deporte al aire libre a intensidad moderada es una de las mejores maneras que se conocen de luchar contra la ansiedad y el estrés. En todas las provincias hay diferentes lugares para practicar el senderismo y rutas de diferentes niveles, desde las aptas para todo el mundo hasta para aquellos que ya necesitan un cierto nivel de experiencia.
  • Bicicleta. Practicar la bicicleta como deporte al aire libre es una forma divertida y relajante de hacer deporte. La ventaja tanto de la bicicleta como del senderismo es que son deportes que se pueden practicar en familia, lo que ayuda a promover actividades en las que podréis participar todos juntos.

Esperamos que estas sugerencias te ayuden a encontrar modalidades de deporte que te permiten estar en forma y además liberarte del estrés que acumulamos cada día.