• Revisa y corrige tus antecedentes regularmente: Nadie más que tu debe preocuparse por tener un historial financiero positivo, porque eso es lo que permitirá que las instituciones financieras confíen en ti al momento de solicitar un préstamo. Así que revisa constantemente tus recibos e informes mensuales para comprobar que todo está bien, y que no te aparezcan deudas como no canceladas, montos errados, etc-
  • Guarda todos los soportes de tus préstamos cancelados: Es importante que tengas un registro de todos los pagos que realices. Recuerda que pagar será el acto más meritorio para que una institución financiera decida darte un crédito. Al guardar los soportes puedes comprobar la validez de tus pagos en caso de que haya algún error, en la fecha, el monto, y otros aspectos relacionados con la deuda.
  • Paga tus deudas a corto plazo: Como dijimos, tus pagos son tu carta de presentación para tener antecedentes crediticios positivos. Por ello, procura mantenerte al día con todos tus pagos a corto plazo, como por ejemplo, tus tarjetas de crédito, servicios básicos y cualquier producto que puedas cancelar a tiempo o incluso antes de la fecha límite para hacerlo. Hay que tener especial precaución con las deudas que se contraen por el uso de estas tarjetas, para ello recuerda siempre hacer un uso responsable de las tarjetas de crédito.
  • No entregues cheques sin fondos: Los cheques rechazados por falta  de fondos son un elemento negativo sobre tu historial financiero, sobre todo si pretendes solicitar un préstamo en la misma entidad bancaria donde has emitido este tipo de cheques, así que utiliza este recurso de forma responsable y a tu favor.
  • Controla la cantidad de productos financieros que solicitas: De la cantidad de productos financieros que solicites dependerá tu capacidad para cancelar las deudas inherentes a ellos. Por ello, es de gran importancia que tengas un control sobre los recursos financieros que solicitas al banco, para que de este modo no termines endeudado innecesariamente y tengas un antecedente crediticio negativo., ya que esto puede ser un impedimento para que te aprueben un préstamo en el futuro. La mejor manera de limitar el consumo de estos productos es planificando tus gastos de forma inteligente.