1. Binadores o pequeñas azadas. Podrás distinguirlas por poseer un extremo cuadrado y otro en forma de lanza aunque te lo puedes encontrar con solo un extremo en forma cuadrada. Sirven para cavar, quitar las malas hierbas o abrir surcos.
  2. La pala. Unos de los instrumentos más conocidos y usados en el mundo de la agricultura. Te la puedes encontrar con corte recto o corte redondo y por otro lado con mango recto o con mango ligeramente curvado. Su uso principal es para voltear el terreno, limpiar regatos y acequias, transportar tierra y arreglar tanto eras como bancales.
  3. Las azadas, azadones, bidentes y azadillas: son usadas para labrar, escarbar y en operaciones de riego.
  4. Rastrillos: Su uso principal es para igualar el terreno, cubrir las semillas, distribuir el estiércol o  recoger piedras, raíces y demás…
  5. El tridente de dientes planos para envolver y mezclar el martillo.
  6. La horca de dientes triangulares para manipular el estiércol.
  7. El plantador para plantar las plantitas tiernas
  8. La laya para desmenuzar los terrones de tierra y descortezar el terreno.

No olvidaremos de mencionar el rodillo apisonador, el plantador, la hoz, navajas de podar, limpiacortezas, desorugador, guantes quitamusgos, serpeta, bastidor, mangueras, pulverizador, tijeras, cuchillos, carretillas, canastillos, escaleras, cajoneras, armazones, esteras, regaderas….etc.

Ante la  existencia de tanta variedad de utensilios  para la labores del campo que normalmente se poseen, será muy recomendable tener una cueva o bodega que nos sirva para poder almacenarlos de manera ordenada y evitar así que se deterioren. Cualquier trabajo que se realice en la huerta requiere mucha energía por lo que tener a mano las  herramientas   en las mejores condiciones va a permitir  minimizar nuestro esfuerzo.