Llega el calor y estos son algunos consejos para que nuestras mascotas estén frescas y protegidas de los golpes de calor.

  • Si tienes un peludín de pelo largo, es el momento de pasar por la peluquería y conseguir un look más fresco. Se sentirá mucho menos asfixiado y con más ganas de correr y de jugar.
  • Asegúrate de que tenga siempre cerca agua fresca. La hidratación es fundamental durante todo el año, pero en verano puede ser vital
  • Si tu perro o gato está en casa, asegúrate de que tiene un lugar cómodo en el que estar a la sombra. Incluso los gatos que adoran el sol y el calor necesitan de vez en cuando sentir un poco de fresco.
  • No te olvides de renovar el aire de su cuarto. Si la temperatura baja durante la noche, abre un poco la ventana para que entre el fresco sin peligro. Si les gusta el agua aprovecha para darles baños con mayor frecuencia. Algunos gatos disfrutan mojándose la cabeza bajo el chorro de un grifo o una fuente. Permíteles que lo hagan para que se sientan más frescos.
  • Si vamos a realizar un viaje asegúrate de que el animal viaja en buenas condiciones, con aire acondicionado y agua. Evita el maletero del coche y si notas que tiene mucho calor refréscale con una toalla húmeda.
  • Pon un cubito de hielo en su bebedero, le ayudará a tener agua más fresca y en el caso de los gatos será un auténtico juguete. Lo lamerán y tratarán de pescarlo.
  • Pon en el congelador una toalla durante varias horas. Luego déjala al alcance de tu perro o gato para que se tumbe y se refresque si le apetece. Otro truco consisten en congelar una botella de agua y envolverla varias veces en una toalla para que puedan notar el frío sin que les queme.
  • Si cuentas con una terraza, no dudes en colocar una tina baja (más resistente que las piscinas hinchables) con un poco de agua. No debe de cubrir más que los pies en el caso de los gatos, pero si permitir que puedan mojarse y refrescarse. Te sorprenderá descubrir cómo algunos gatos que odian el agua, en verano no son tan reacios a chapotear un poco.
  • Si tu peludo va a pasar mucho rato al sol, las cremas protectoras pueden ayudarles. Algunos gatos la necesitan en el hocico para prevenir el cáncer, sobre todo si lo tienen blanco, pero no está de más en todo el cuerpo. ¡Ellos también sufren los efectos negativos del sol!