Lo principal es que trates de estar lo más tranquila posible, elige un lugar de la casa que sea amplio y que permita la movilización, además de tener una buena iluminación. Por otra parte, procura hacer todo lo que tengas que hacer antes de maquillarte para que no lo arruines al tener que ir a cepillarte los dientes.

Organiza todo tu día y prepara tu rostro para ser maquillado, si estás muy estresada por la boda toma algún té relajante para que los nervios y el estrés no te hagan sudar en exceso. Si no sabes cómo maquillarte, entonces pauta una hora con tu maquilladora y toma mucha agua para mantener hidratada tu piel.     

Por otro lado, a la hora de maquillarte, lo primero que debes colocarte es la base y extenderla uniformemente por toda la piel con ayuda de una brocha si así lo prefieres, todo esto para ayudar a cubrir las imperfecciones fijándote en que la base vaya acorde a tu tono de piel.

Es muy importante que le prestes mucha atención a la aplicación de la base para que no cometas el error de quedar al final de la noche con manchas irregulares en tu rostro. Si eres morena luce colores tierra que resalten tu hermoso tono de piel, así como también los tonos dorados. Si por otro lado eres blanca, busca colores claros que no te hagan lucir más pálida sino que le den color y vida a tu rostro.

Posteriormente, se le aplica corrector a las zonas que creas necesarias para luego fijar la base con polvo suelto. Luego de haber hecho esto, se maquillan los ojos con una sombra que vaya de acuerdo a tu tono de piel y se extiende por todo el párpado hasta llegar a la zona de la ceja. Si tu deseo es resaltar el poder de tu mirada entonces busca colores que le den más fuerza al color de tus ojos y los hagan más llamativos.

Después se aplica delineador desde la parte externa del ojo hasta llegar a la parte media del mismo, difuminándolo con otro tono algo más oscuro de sombra y a las pestañas las haremos lucir más largas y espesas aplicando rímel en forma de abanico.

Además de esto, se le da algo de color a tus mejillas con un rubor con tono coral o mezclando algunos colores tierra para que así tu rostro no se vea muy sobrecargado puesto que lo primordial en un maquillaje para la novia es que se vea lo más natural posible.

Los últimos en ser maquillado serán los labios. A pesar de verse muy llamativos los gloss, no es lo más recomendable para la novia puesto que será muy poco el tiempo que pueda lucirlos ya que con tanto ajetreo lo más probable es que se quite con facilidad.

Debes usar tonos que resalten el color natural de tus labios, utiliza colores que se vean naturales y elige aquellos labiales que son de barra puesto que estos serán más cómodos para ti.

El maquillaje debe resaltar las facciones de tu rostro que más te gusten pero no lo utilices en exceso ni te disfraces con él, recuerda siempre que para estos casos menos es más y la naturalidad es lo esencial.