Tipos de manicura para novias

  • Manicura francesa. La opción más generalizada entre las novias que quieren llevar las uñas ‘arregladas’ el día de la ceremonia es la manicura francesa. Ésta consiste en aplicar primero una base de color cruda o prácticamente transparente; una vez seca, con cuidado y siendo muy meticulosos debemos aplicar una franja blanca en el borde de la uña. Tienes muchas opciones a la hora de hacer este segundo paso, como por ejemplo utilizar una plantilla para no pintar de más en la uña o incluso usar un pintauñas-lápiz para hacer más sencilla su aplicación. El toque final lo da una capa de brillo que deberemos echar una vez esté perfectamente seco el esmalte blanco.
  • Caviar para uñas. Es una de las ideas más originales para las que quieren llevar una manicura diferente el día de su boda pero siga manteniendo la elegancia que toda novia quiere en su enlace matrimonial. El caviar para uñas son microperlas que aplicas una vez echado un primer esmalte del color que elijas; en el caso de las novias, lo haremos preferiblemente en blanco. Antes de que el pintauñas se haya secado completamente, echa estas minúsculas bolitas sobre la uña para que queden fijadas sobre ésta. ¡Un consejo! Utiliza de apoyo un bote o vasito debajo del dedo, de esta forma podrás ‘recuperar’ las microperlas que no se hayan quedado pegadas.
  • Uñas de porcelana o gel. Para las que no les gusta como tienen las uñas o para  aquellas que las llevan muy cortas o se les rompen y el día de la boda las quieren llevar largas, les recomendamos ponerse uñas de porcelana o de gel. Ambas suelen tener un precio similar a la hora de ponerse, tienen una duración entre 3 o 4 semanas aunque si se lleva un mantenimiento se puede alargar hasta los 6 meses. Las de porcelana son más resistentes aunque debido a su material son más fáciles de desquebrajar que las de gel. Éstas últimas son más complicadas a la hora de quitarlas ya que la única forma es limando la uña hasta que desaparece, mientras que para las de porcelana existen sustancias que lo deshacen. Una vez puestas tus uñas postizas y teniendo en cuenta que es para el día de tu boda, te recomendamos que te quedes con una bonita, y resistente, manicura francesa.

Pasos  para una bonita pedicura

  • Exfoliar. ¿No te gustan tus pies? Especialmente si el enlace es en verano, es habitual que las novias tengan los pies con durezas o rozaduras que quieran esconder el día de la boda. Por eso, te recomendamos que metas tus pies durante 10 minutos en agua caliente y pases cuidadosamente la piedra pómez sobre las imperfecciones que se hayan generado en el pie. Te recomendamos que no te esperes hasta el último día previo a la ceremonia, sino que comiences a realizar estas pequeñas tareas de cuidado de tus pies mínimo un mes antes de la boda.

La pedicura te ayudará a mostrar unos pies más bonitos

  • Cortar y pintar. La forma ideal para que no se te claven las uñas de los pies cuando vayan creciendo es en recto. Si no puedes darles esa forma con el cortaúñas, utiliza una lima para hacer que el borde de la uña quede totalmente horizontal. Una vez exfoliados los pies y las uñas cortadas, debemos hidratarlos. ¿Por qué siempre nos hidratamos al máximo la piel y los pies, que es la parte del cuerpo que más utilizamos, los dejamos olvidados? Utiliza crema calmante para piernas y pies o tu hidratante habitual. Una vez haya quedado bien absorbida, llegó la hora de pintarlas. Te recomendamos que sigas el mismo patrón que con tus manos; es decir, si optas por la manicura francesa repítelo en la pedicura.