En este artículo vamos a analizar si esta moda cada vez más presente entre mujeres de diferentes edades es realmente saludable, qué hay de peligroso en depilar la zona femenina total o parcialmente.

Antes de entrar del todo en el tema retomemos la función que tiene este vello y el porqué de él. En primer lugar este está en la zona porque la cubre y así evita el paso de bacterias que pueden traer enfermedades, cubre con calor esa parte del cuerpo que es tan sensible, y además tiene una función erótica pues guarda un olor que idealmente debe ser agradable a la pareja por acción de las feromonas.

Ahora sí sobre el tema ¿es mala la depilación?, no podemos decir que sí es mala, pero es aconsejable considerar que por ella se puede sufrir de piel irritada, piel dañada o inflamada, así como de posibles cortaduras con depiladoras, así como quemaduras de cera. Además, si el vello está ahí para proteger de las bacterias, la falta de él deja a la zona femenina más expuesta a ellas, y sí, es un mito aquello de que al estar depilada es mucho más higiénico

Ahora bien, tampoco podemos decir que es malo depilarse porque hecho de manera correcta, con cuidado de no cortarse, quemarse o con láser, muchas mujeres aseguran disfrutar más de una piel liza y sin vellos en esa área; además de gozar de una mayor seguridad y estar despreocupadas por el uso de  ropa interior o trajes de baño que puedan revelar de más.

Qué recomendaciones podemos dar

Si decides quedarte al natural la recomendación es siempre que sea una decisión personal y que apoye a tu seguridad tanto estética como emocional, y si por el contrario has tomado la decisión de apostar por la depilación, ten en cuenta que se deben tomar algunas precauciones como:

  • Usar ropa cómoda y de algodón
  • Hidratar y exfoliar la zona (evita vellos enterrados)
  • Usar la técnica de depilado que sea más cómoda para ti
  • Debes cuidarte del sol

Así, cada cuerpo es diferente, toma en cuenta estos consejos y evita cualquier problema a la hora decidir sobre esta depilación.