Causas habituales de la halitosis en mascotas

  • La placa dental: al igual que ocurre con las personas, las mascotas pueden acumular placa dental y sarro. Estas bacterias causan el mal olor de aliento. Para evitar esto, es necesario revisar su boca cada año y realizar una limpieza dental cuándo es necesario.
  • La gingivitis: una infección en las encías, a menudo consecuencia del sarro, también puede causar mal olor en la boca de nuestra mascota.
  • Una pieza en mal estado: Además de olor, una pieza en mal estado puede causar mucho dolor a nuestra mascota.
  • Malas digestiones: La costumbre de dar de comer a nuestras mascotas comidas para humanos no adecuadas para ellos puede hacer que tengan problemas de gases, de digestión y de mala absorción de nutrientes. Todo ello puede acabar causando halitosis.
  • Infecciones de garganta: Los problemas de garganta, sobre todo si hay placas, pueden hacer que el aliento de nuestros peludines sea más desagradable.
  • Coprofagia: Debido a diversos problemas, nuestras mascotas pueden comenzar a comer las heces de otros animales o las suyas propias. Esto hará que su aliento sea absolutamente insoportable.
  • Diabetes: Una de las primeras formas de diagnóstico de diabetes es a través del olor del aliento de perros y gatos, que se vuelve desagradable y ácido debido a la acetona.

Lavar los dientes de nuestro perro o gato puede resultar muy útil contra la halitosis

Formas de solucionar la halitosis en mascotas

Cuando se trata de problemas de salud, debemos de acudir al veterinario a la búsqueda de soluciones. A veces, como ocurre en las personas, tan solo es un problema de malas digestiones ocasionales, en cuyo caso podemos tratar de solucionarlo con remedios caseros:

  • Hierba gatera: Contribuye a un aliento fresco en los gatos.
  • Golosinas con cuidados dentales: Algunas golosinas para perros y gatos contienen especias o aromas que ayudan a lograr un buen aliento en nuestros peludos.
  • Incítale a que beba más con agua mediante el uso de fuentes o aumentando el número de bebederos en casa. Cuánto más beba, más saliva segregará, la cual ayuda a mantener la boca limpia.
  • Evita alimentos como el queso, que además de ser grasos y poco aconsejables, les dan muy mal aliento a nuestras mascotas.
  • Si es posible, acostumbra a tu animal a un lavado de dientes diario, pero si no eres capaz, existen productos refrescantes que se pueden añadir al agua o a la comida y que ayudan a mantener un aliento fresco.