Si el tiempo abunda, lo ideal es tomar prestado un pequeño libro de la Ciudad y recorrerla de punta a punta, pero si el tiempo apremia, sin duda los lugares indispensables para visitar son los siguientes:

El monasterio de San Jerónimo

Dom Vasco da Gama (1460-1524), de nacionalidad portuguesa, fue el primer europeo en llegar al subcontinente Indio a través del océano.  A su muerte, fue llevado al Monasterio San Jerónimo,  a la iglesia construida en el siglo XVI. Ha sido listada como sitio Patrimonio de la Humanidad debido a la belleza arquitectónica de sus conventos.

Monasterio de San Jerónimo

Torre de Belém

La torre de Belém-una torre de vigilancia más que nada ornamental- es quizás uno de los monumentos más famosos del mundo occidental, y ha sido también declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Fue construida en el siglo XVI, y es valorada como un símbolo icónico de la Era del Descubrimiento.

Torre de Belem

El Castillo de San Jorge

Presenta un diseño típico de las construcciones más “modernas, con varias torres de observación, un foso y dos patios; en total, ocupa 6000 m2.

Como muchos de los castillos de la época, su construcción fue lenta y escalonada. El Castillo de San Jorge comenzó como una muralla de unos 200 metros de longitud que envolvía a la población, más las torres desde donde se vigilaba la posición enemiga y se abrían o cerraban las puertas. Toma su nombre de Matim Moniz, un caballero que evitó el cierre de las puertas al colocar su cuerpo entre ellas y permitiendo así el pase del ejército cristiano que buscaba reclamar el castillo, logrando así una contundente victoria sobre los moros. El caballero fue asociado al mártir San Jorge y el castillo es renombrado en su honor.

Entrada al Castillo de San Jorge

Museos

Hay cuatro museos en Lisboa que llaman la atención-y despiertan el agrado-de artistas y locales: el museo Calouste Gulbenkian, el Museo Berardo, el Museo de Arte Antiguo y el Museo de Diseño y Modas.

Quizás conviene comenzar con el Museo de Arte Antiguo. Presenta una colección de arte oriental, africano y europeo, principalmente del siglo XVI. El museo Calouste Gulbenkian y el museo Berardo (gratuito) es una parada obligada para los amantes del arte Europeo moderno y contemporáneo. Cuentan con una colección impresionante de artistas icónicos, como Rembrandt, Rubens, Monet y René Lalique, entro muchos otros.  

 Llegamos al siglo XX-XXI en el museo de Diseño y Moda. Fue construido en el 2009 y es reconocido globalmente como uno de los mejores museos que cubren la temática. Pueden observarse diseños representativos de diseñadores de moda internacionales. La entrada es gratuita.