Las 3 más importantes

  • El Pilar. Se trata del símbolo por excelencia de la ciudad y uno de los primeros monumentos que los turistas ven al llegar a Zaragoza. La basílica del Pilar se encuentra en la plaza homónima, a orillas del río Ebro y por lo tanto, en uno de los lugares más neurálgicos de la población. En su interior está la patrona de la ciudad, que cada 12 de octubre sale al centro de la Plaza del Pilar donde zaragozanos y visitantes procedentes de todas las partes del mundo honran a la virgen con cientos de flores de colores. Dentro del templo religioso se pueden encontrar diferentes capillas y uno de los altares más bellos de la Comunidad Autónoma de Aragón. Una de sus torres permite el acceso hasta lo más alto por un precio de 3 euros por persona y desde donde tener las mejores vistas de la localidad; el horario es de 10 a 14 y de 16 a 18 horas, excepto en los meses estivales que se amplía hasta las 20 horas.

Basílica del PIlar, el una plaza emblemática de la ciudad

  • La Seo. Nadie diría que una de las catedrales más hermosas de Zaragoza y una de las joyas de su actual patrimonio está levantada sobre la que fue la mezquita más importante de la antigua ciudad islámica. La catedral de La Seo es una construcción que mezcla estilos románicos, neoclásicos y hasta mudéjares en sus diferentes elementos arquitectónicos. Los dos atractivos principales que podemos encontrar en su interior son el retablo mayor de estilo es gótico y el Museo de Tapices, uno de los más visitados de Zaragoza. Se puede acceder al interior todos los días de la semana, menos los lunes, en horario de 10 a 18 horas.

Catedral de la Seo

  • La Aljafería. El Palacio de la Aljafería es considerado uno de los restos de la arquitectura musulmana en España más importantes del país. Esta enorme construcción del siglo XI fue Tribunal de la Inquisición en el siglo XV para ser en la actualidad la sede de las Cortes de Aragón. Alguno de los principales atractivos que se pueden ver en su interior son el Patio de Santa Isabel, el Salón Dorado, el Oratorio y la Torre del Trovador; de esta última se dice que Verdi se inspiró en una de sus óperas más famosas. Puede visitarse todos los días de 10 a 14 horas y de 16 a 18,30 horas; el precio de entrada 5 euros por persona, excepto los domingos que el acceso es gratuito para todo tipo de visitantes.

Para toda la familia

  • Ruta Cesaraugusta. Uno de los teatros más importantes del Imperio Romano está todavía conservado en la actual Zaragoza, conocida siglos atrás como Cesaraugusta. Pero el Teatro no es el único resto romano que hoy en día podemos visitar, sino que la ciudad ofrece la llamada Ruta Cesaraugusta en la que se incluye la visita al Foro, el Puerto Fluvial, las Termas Públicas y por supuesto, el Teatro romano. En éste último cabían hasta 6 mil espectadores y por lo tanto, fue uno de los más grandes que hubo en la Península Ibérica. Excepto los lunes, permanece abiertos todos los días en horario de 10 a 14 horas y de 17 a 21 horas; menos los domingos que cierra a las 14,30 horas. El precio de entrada para las cuatro zonas es de 4 euros y de 3 euros en tarifa reducida.

Teatro Romano de la ruta Caesaraugusta de Zaragoza

  • Parque de Atracciones. ¿Te imaginas descargar adrenalina en las mejores atracciones durante tus vacaciones en Zaragoza? Y es que esta ciudad cuenta con un gran parque donde las montañas rusas, norias y áreas recreativas para los pequeños son las protagonistas. Se encuentra en una de las zonas más elevadas de la población, los Pinares de Venecia, por lo que desde lo alto de sus atracciones más atrevidas tendrás unas vistas impresionantes de toda la ciudad. Puedes disfrutar del mejor ocio de Zaragoza desde 13,50 hasta 19,50 euros por persona. Abre todos los fines de semana de marzo a octubre y todos los días durante los meses de junio, julio y agosto.