Limpieza de tuberías y desagües

A nadie le gusta tener que limpiar el desagüe de la cocina y mucho menos el del  baño, pero lógicamente este se llena de mugre y suciedad así como óxido. Para limpiarlo sin tener que tocarlo o frotarlo vigorosamente espolvoree bicarbonato sobre la superficie y mezcle media taza de vinagre y jugo de limón en un rociador. Rocíe sobre el bicarbonato y verá el efecto efervescente que produce, posteriormente deje correr el agua y verá cómo se va toda la mugre. De ser necesario repita el procedimiento.

Quita las marcas de agua

Cualquier superficie de vidrio que tenga marcas de agua producidas por el sarro se puede limpiar con productos especiales, pero también con vinagre y es mucho más económico. Aplica una capa de vinagre con un rociador y espera unos segundos, pasa un trapo y seca con otro trapo limpio y de algodón para mayor absorción.

Copas, el auto, ventanas o bandejas, todo quedará libre de manchas.

Limpia el sarro

Al igual que las manchas de agua las de sarro salen a la perfección con la ayuda del vinagre. Cualquier superficie u objeto donde se hierbe agua o tiene contacto con el agua caliente se torna con sarro o cal de forma natural, déjalas remojar en agua con vinagre o usa un rociador para aplicarlo, después limpia con agua y verás que el sarro desaparece.

Quita malos olores y manchas

Las manchas en general (hasta las de vino sobre algodón) se pueden remover con vinagre, como las de pegamento o las de grasa, basta con usarlo como si se tratara de un detergente. Además al usarlo para limpiar también eliminamos los malos olores pues después de usarlo se debe limpiar con agua y retirar el vinagre, por lo que su olor se va junto con los que están contaminando el ambiente.

Además al limpiar con vinagre podemos ahorrar y utilizar una forma de mantener libre de gérmenes nuestro hogar que es ecológica y sin químicos, misma que es perfecta para evitar además irritaciones en la piel o alergias.

A como podemos ver, limpiar con vinagre tiene muchas ventajas.