Tras el también popular Lago Garda, con sus 212 kilómetros el Maggiore es el segundo de Italia en superficie. Se halla en los Alpes, en la frontera italiana con Suiza, a 50 kilómetros de Milán a 150 kilómetros de Zúrich, la capital suiza.

Este lago ha sido durante cientos de años el sitio de veraneo de las familias nobles de Lombardía, en especial de los Visconti y los Borromeo. Es por ello que en sus alrededores se pueden encontrar suntuosas mansiones y palacios, algunos propiedad de ricos aristócratas.

Pero el Lago Maggiore no es sólo el preferido de la nobleza italiana sino también de los turistas internacionales, que llegan a él en busca de la belleza y la elegancia de su entorno. Durante la Belle Époque, que duró hasta la Primera Guerra Mundial, algunos de los pueblos que se encuentran a orillas del lago fueron bastante célebres y unos pocos aún mantienen su fama y su encanto.

Uno de los pueblos más bonitos es Arona, cuna de San Carlos Borromeo, un cardenal y arzobispo italiano del siglo XVI. Otro es Stresa, un lugar refinado y elegante. También son muy bonitos Pallanza, Luino y Laveno-Mombello, estos últimos dos en la costa lombarda.

Pueblo italiano de Arona junto al lago Maggiore

Laveno tiene el único puerto natural del Lago Maggiore, aunque por sí mismo es un pueblito con poco de interesante, a excepción del funicular que sube a la cima del Sasso del Ferro, una montaña con un kilómetro de altura desde la cual se pueden obtener bellísimas vistas de los Alpes y del lago.

Uno de los sitios más encantadores del Lago Maggiore es el Monasterio de Santa Cateria del Sasso Ballaro, que fue construido sobre un saliente de la montaña y que actualmente es habitado por monjes dominicos.

Monasterio de Santa Caterina

Las islas Bella y Madre son, también hoy en día, propiedad de la familia Borromeo (la misma de San Carlos, quien fuera arzobispo de Milán y luego cardenal). En la isla Bella hay un palacio barroco y un precioso jardín. La otra es la isla más grande del archipiélago Borromeo, que también tiene su propio palacio y su jardín de plantas exóticas.

Isla Bella

Para llegar al Lago Maggiore lo ideal es contar con un coche y conducir por la autovía A8 con dirección al aeropuerto de Malpensa.

Pero tienes más opciones para desplazarte aquí, pues este lugar se podría catalogar entre los lugares que ver en los alrededores de Milán, ya que podrías perfectamente organizar una excursión aquí desde esta ciudad del norte de Italia usando para ello transporte público. Si lo deseas, puedes ir hasta Laveno en tren desde Milán partiendo desde la estación Cadorna. El viaje dura una hora y 45 minutos. Aunque para ir a los pueblos del sur del lago, debes tomar el tren en la estación milanesa de Porta Garibaldi, que tiene un trayecto de una hora.

También tienes la opción de contratar un tour organizado si te encuentras en Milán. Con una excursión no deberás preocuparte por el transporte y, en medio día o un día entero, te llevarán a los pueblos más encantadores que se encuentran a orillas del lago.