Modos de preparación de los lácteos caseros

Una vez seleccionadas las semillas se procede a hidratarlas, cada semilla tiene un tiempo diferente de hidratación, este paso es importante porque se activan los nutrientes y además facilita el procesamiento mejorando la textura final de la leche vegetal. Durante la hidratación los nutrientes de las semillas pasan al agua y la cantidad de agua utilizada depende del producto que se quiera obtener si muy concentrado o más bien liviano. Ten en cuenta que puedes elegir entre varios tipos del leche vegetal, por lo que para cada uno de ellos necesitarás una elaboración diferente, en función de sus características.

Por ejemplo, un puñado de almendras con poco agua se obtiene un producto concentrado y cuando se cuela ese resto sólido que queda se puede utilizar como granola y a la preparación se le puede adicionar miel. En otros casos le agregan miel, un poco de aceite de oliva y 1 cucharadita de salmuera, esta preparación es muy cremosa y dura unos 3 días en la heladera. Si se trabaja con más cantidad de agua el producto es más acuoso y por supuesto menos líquido.

Se puede utilizar agua común pero también se puede utilizar agua enzimática que dejándola a temperatura ambiente se produce un proceso de fermentación, luego de este proceso se coloca en la heladera.

Ejemplo de leche de coco, prepararda en casa con productos vegetales

Otras semillas aptas para hacer leches son la quínoa, avena, cebada y amaranto, de este modo el gusto se varía y no hay cansancio por repetir sabores. Al agregar aceites como oliva, girasol, chía o lino mejoran la textura y aportan ácidos grasos esenciales y también aportan un pequeño sabor extra. Otros agregados pueden ser canela, vainilla, cardamomo, clavo de olor, etc. Aquí la imaginación puede ayudar a crear muy buenas recetas. Siempre se aconseja una cucharadita de salmuera porque realza sabores.

Esta leche se pueden consumir sola o con agregados como café, cacao, con té también. Se puede agregar también harina de algarroba, raíz de maca o ginseng, también algas en polvo. Al igual que el yogurt se le puede adicionar frutas o cereales y también se puede utilizar para hacer una torta.

En el caso de usar arroz o maíz blanco hay que remojarlo de 10 a 12 hs y luego cocinarlo para posteriormente procesarlo con la misma agua de la cocción, posteriormente se le adiciona a gusto miel u otro elemento tal como se explicó anteriormente.