¿Qué es la lactancia inducida?

La lactancia inducida es el método mediante el cual se consigue que una mujer que no acaba de parir pueda producir leche. Se logra mediante la combinación de medicamentos y ejercicios de estimulación.

¿Por qué se realiza la lactancia inducida?

La lactancia inducida puede ser debida a varias causas aunque destacan dos:

  • Madres que quieren amamantar a un bebé adoptado. Cuando se adopta a un bebé recién nacido algunas madres tienen el deseo de alimentarlo de manera natural porque así sienten que los lazos madre e hijo se estrechan.
  • Madres en parejas de dos mujeres. Cuando en una pareja formada por dos mujeres una de ellas tiene un bebé, la otra madre puede llevar a cabo un proceso para lograr la lactancia inducida y de este modo, tener también su papel como madre.
  • Madres que por alguna causa dejaron de dar de mamar a sus bebés y desean volver a hacerlo. En este caso se denomina re-lactancia y se hablará sobre ello en otro post.

¿Cómo se logra la lactancia inducida?

El proceso debe de comenzar aproximadamente dos meses antes de que se vaya a dar el pecho al bebé, puesto que lleva cierto tiempo. En él se combinan dos factores.

  • Medicación: la mujer debe de tomar medicamentos que aumenten la prolactina y de este modo faciliten que pueda producir leche. Estos medicamentos son incluso más lentos en hacer efecto que los métodos naturales de estimulación, por lo que se recomienda tomarlos cuatro meses antes como mínimo.
  • Estimulación: es la parte más importante del proceso. Muchas mujeres afirman que tan solo con esto pueden llegar a producir leche y de hecho se considera el método más efectivo. Se trata de estimular el pecho tres veces al día en un principio para aumentar hasta una estimulación cada tres horas cuando y hay leche.

La estimulación se consigue succionando con un sacaleches, para que el cuerpo sienta que se le está reclamando la leche y comience a responder a esta demanda. Incluso si se están tomando medicamentos, la estimulación de la glándula mamaria es básica y es la clave del éxito para poder producir leche.

¿Es siempre exitosa?

No en todos los casos se consigue que la mujer pueda producir leche, aunque cada vez se perfecciona más la técnica y se logra un mayor éxito. Incluso cuando se logra que se produzca leche, a veces el bebé puede rechazar el pecho si ha sido alimentado previamente con biberones (caso de adopción).

También sucede que en algunos casos, la madre no produzca leche suficiente para alimentar al bebé, pero no sería excesivamente importante. Si el deseo de dar el pecho está motivado por el estrechamiento de los lazos afectivos, no importará tener que combinar alimentación natural y biberón.

Recuerda que la leche que la madre produce antes del nacimiento del bebé como consecuencia de este proceso, se puede congelar y puede ser consumida por el bebé más adelante, lo que es algo a tener en cuenta si se desea una alimentación muy natural.