Sin embargo, así como en esta estación el jardín hace alarde de toda su belleza, también exige la ejecución de ciertas labores, para complementar el efecto de desarrollo y el grado de hermosura que muestran las plantas en primavera. He aquí algunas de las más importantes.

Revisión y limpieza profunda

Probablemente durante la estación anterior no has podido efectuar labores de limpieza importantes para el desarrollo del jardín, así que lo primero que conviene hacer es una revisión y una limpieza profunda. Por un lado, para identificar cuál es el estado actual de las plantas, cuáles necesitan trabajos de poda, fertilización, riego, etc. Igualmente, retirar del jardín todos los desechos que no aporten nada para su desarrollo, entiéndase hojas secas, ramas, y cualquier otro objeto que esté de sobra.

Poda y fertilización

Una vez que hiciste una especie de diagnóstico del estado de las plantas, es conveniente proceder a podar aquellas que lo ameriten, a fin de limpiar, rejuvenecer y direccionar su crecimiento durante su primavera. Asimismo, debes fertilizar el terreno, que probablemente habrá perdido sus propiedades durante el invierno. Por ello, aplica abono orgánico u otro tipo de fertilizantes, para que esté apto y nutrido en esta fase tan importante para las plantas.

Hidratación del suelo

En algunos casos, en vez de fertilizar el suelo, será suficiente con hidratarlo mediante unas buenas capas de riego. Ante la salida de los primeros rayos del sol cada día, procura entonces proceder a regar con abundante agua, para que las plantas reactiven sus ciclos de funcionamiento y pueden recuperar todo su esplendor.

Control de plagas

A propósito de la revisión previa que recomendamos al inicio, debes asegurarte que no existan amenazas de plagas de primavera. Recuerda que las temperaturas se elevarán y esa es una de las condiciones para la llegada de invasiones de insectos y otros animales. De manera que debes tomar las previsiones al respecto, haciendo reparaciones en el jardín y recuperando plantas enfermas.

Siembra

Existe un momento muy importante para la siembra de ciertas especies de planta, se trata de la época de transición hacia la primavera, donde todavía no se ha establecido como estación definitiva para la temporada. Por tanto, escoge algunas especies de rápido crecimiento, propias de la estación, para darle color y más vistosidad al jardín.

No olvides que debe existir un espacio entre las plantas, para que cuando suceda la floración, estas no se enreden entre ellas y puedan ser mejor trabajadas por ti de forma cotidiana ¿Listo para recibir la estación de los colores vivos?