El invernadero pareciera ser una invención moderna, pero en realidad sus orígenes se remontan a tiempos antiguos. Se trata de un espacio orientado hacia la producción de diferentes tipos de cultivos, con la particularidad de poder controlar dentro de él, los aspectos básicos para el desarrollo de las plantas, como el tipo de suelo, la temperatura, el grado de humedad, la presencia de plagas, hongos y enfermedades, el riego, etc.

Así, es conveniente repasar algunas razones para considerar al invernadero como un método eficaz para hacer cultivos en nuestra casa u otro tipo de espacios, sin contar con las condiciones naturales necesarias.

Beneficios del invernadero

El invernadero tiene amplios beneficios. En primer lugar, hay que destacar su alta capacidad para adaptarse a diferentes tipos de clima, pudiendo ser construido en espacios calurosos o fríos, si se construyen con los materiales adecuados. Por otro lado, podemos adquirirlos prefabricados en una tienda o elaborarlos nosotros mismos, y en tercer lugar, pueden diseñarse en diferentes formas y tamaños.

Un invernadero puede resultar muy útil para cuidar nuestro jardín

Igualmente, son resistentes al sol, llegando a tener una duración de hasta 20 años, si se les utiliza de la forma correcta y se efectúan trabajos de mantenimiento regulares. Basados en estos tres factores, muchas personas optan por esta iniciativa, que es idónea para el cultivo de cualquier tipo de planta.

Características generales

Puede construirse de diferentes materiales, como plástico, vidrio, metal, madera, etc. Los más comunes combinan diversos materiales y se ubican en zonas cercanas o alejadas de la casa, dependiendo de las condiciones del jardinero y espacio disponible. A partir de esto, se diseñan los aspectos relacionados al tamaño, estructura (pueden elaborarse de diversas formas geométricas), riego, cantidad de luz que recibe y semillas que pueden cultivarse.

Desventajas del invernadero

Quizá la desventaja más importante que podemos mencionar, tiene que ver con el aumento de las tareas de jardinería, ya que si el invernadero es muy grande, naturalmente requerirá más tareas y cuidados cotidianos, así que el jardinero debe tener tiempo suficiente para efectuarlas. Por lo demás, hemos de decir que es una opción eficaz para el cultivo de una inmensa variedad de plantas y hortalizas, bajo el control de los factores principales para su desarrollo, así que considera su implementación.