El Jardín Inglés se encuentra en el nordeste de Múnich, sobre la orilla occidental del río Isar. Es uno de los parqués más grandes a nivel mundial (tiene 400 hectáreas), incluso superando en superficie al Central Park de Nueva York o al Hyde Park de Londres.

El Englischer Garten fue diseñado en 1789 por Benjamin Thompson,  a pedido del príncipe Carlos Teodoro de Baviera. Luego fue ampliado por los paisajistas alemanes Reinhard von Werneck y Friedrich Ludwig von Sckell. Su estilo se asemeja a los jardines ingleses con estatuas y estanques tan populares durante el siglo XVII, y de ahí proviene su nombre.

El Jardín Inglés suele ser muy utilizado para tomar el sol por su ambiente cálido y relajante

Una de las mayores atracciones del Jardín Inglés es la casa de té japonesa (Japanisches Teehaus) en su interior, además de la torre china (Chinesischer Turn) con una hermosa terraza donde se pueden disfrutar del cálido clima en las tardes de verano. Además cuenta con un templo griego: el Monopteros, que data de 1836.

El parque está plagado de toques de la lejana Asia y de algunas zonas de Europa no tan cercanas. La Torre China fue construida en el siglo XVIII, durante una época de fanatismo europeo por todo lo oriental. Más al sur del parque, en una colina, se encuentra el mencionado Monopteros, que es muy frecuentemente fotografiado por turistas en sus visitas al parque. Se trata de un pequeño templo griego. Por su parte, la casa de té japonés fue construida en 1972 para los Juegos Olímpicos que se celebraron en Múnich.

Torre China del parque de Múnich

El jardín está dividido en dos partes: la zona del norte es la más visitada, dejando la zona sur más desolada y tranquila. Tiene 78 kilómetros de sendas para pasear, además de bellos jardines. Está atravesado por el Eisbach (arroyo helado), que es un pequeño canal artificial donde se pueden practicar deportes acuáticos.

Durante la temporada de verano se llevan a cabo diversas actividades en el Kleinhesselhoher See, un lago de gran tamaño que se encuentra en el centro del Jardín Inglés. Aunque también se ofrecen varias opciones de entretenimiento en el Amphitheater (anfiteatro). Allí, además, se puede realizar una visita al Museo Nacional Bávaro y la Galería de Arte Moderno de Múnich, donde siempre hay muestras de arte.

Por otra parte, se pueden visitar las dos cervecerías al aire libre (Biergärten) que tiene el Jardín Inglés. Éstas son típicas de Alemania, y especialmente de la región de Baviera.

Los fines de semana el parque explota. Miles de personas visitan el parque para pasear, andar en bicicleta, patinar, practicar bádminton, montar a caballo y muchas otras actividades al aire libre. En verano no es raro encontrar muniquenses (habitantes de Múnich) en trajes de baño, intentando broncearse.

Lamentablemente, este parque no es muy seguro de noche, ya que se han reportado casos de robos y otros delitos pequeños en el parque.

Cómo llegar

En metro: hay que bajar en la estación Universität. Llegan las líneas U3 y U6.

En tranvía: tomando la línea 18 y descendiendo en Gondrellplatz.

En autobús: con la línea 154.