Beneficios de este jardín

En primer lugar, además de la optimización de espacio que muchas veces no es muy usado por las personas, tendrás la posibilidad de tener tu propia producción de plantas, controlando varios de los aspectos básicos. La cantidad de luz, por ejemplo, constituye una ventaja, en el sentido de que contribuirá al rápido crecimiento de tus plantas, pero a la vez puede perjudicarlas. En todo caso, todo dependerá de las especies que elijas y la manera en como sean distribuidas.

Balcón con diferentes plantas

Cómo preparar su cultivo

El cultivo es muy similar a la siembra de plantas en macetas. Entonces, solo debes colocar tierra en la maceta, sembrar la planta, hacer una primera porción de riego y de ahí en adelante proceder a las labores regulares de jardinería. Es recomendable elegir especies duras, es decir, que resistan a la luz solar, a los vientos, etc. Igualmente, asegúrate de que la tierra de las macetas sea de suma calidad, colocando abono orgánico. La distribución, puedes hacerla en función de varios aspectos: el tipo de planta, el tamaño de las macetas y la cantidad de luz que llega a cada zona de la terraza o balcón.

Regando el jardín del balcón

Siempre recuerda que el riego es un factor delicado. Por tanto, no debes asumir que por el hecho de estar en la terraza las plantas necesitan una abundante cantidad de agua, así que asesórate sobre la cantidad correcta que debes administrar a cada especie. Por estar en macetas, procura que el drenaje sea eficaz, de lo contrario la planta se ahogará. La mejor hora para regar es cuando el sol está saliendo u ocultándose.

Macetas distribuídas por el balcón de una casa

La poda también es importante

La tarea de poda en la terraza es relativamente sencilla. Solo debes hacer un apoda de limpieza, donde elimines aquellos tallos y hojas que no aporten nada a la planta, estén en mal estado o contaminados por algún tipo de plagas.

Administrar la luz que llega a la terraza

Este tema es uno de los más importantes, porque será un factor con el que tendrás que lidiar al hacer un cultivo en la terraza. He aquí algunos consejos: crea al menos dos ambientes dentro de la terraza, uno de luz directa del sol y otro de luz gradual (sombra). Así, expondrás al sol aquellas plantas que lo necesiten en mayor cantidad y el resto deberás dejarlo en la sombra.

Procura girar las macetas, para que reciba la luz de forma uniforme, sino la planta crecerá torcida.Puedes hacer una pequeña marca en la maceta, pasa saber cuál es el lado que falta por recibir luz. Tampoco lleves drásticamente a la planta de la oscuridad a la luz, sino que busca un punto intermedio de transición para no quemarla.