Es sencillo hacer jalapeño poppers, pero es necesario de algunos truquitos y sobre todo, de un par de guantes de plástico para evitar que las manos se nos llenen de picante.

Ingredientes

  • 8 chiles jalapeños grandes
  • 190 gramos de queso crema (un paquete grande)
  • ½ taza de queso chihuahua o mozzarella rallado
  • ¼ de taza de tocino cocinado y trozado
  • 2 huevos
  • Leche
  • Harina
  • Pan molido
  • Aceite para freír

Elaboración

Primeramente debemos tomar los chiles y partirlos a la mitad a lo largo, a fin de que no pierdan la forma de chile que los caracteriza. Con la ayuda de una cuchara y con los guantes puestos, retira las semillas y las venas de cada chile, a fin de reducir el picante y tener espacio para colocar el queso crema.

En un recipiente aparte mezcla el queso crema, el tocino y el queso rallado hasta obtener una pasta firme y homogénea que se pueda untar fácilmente para rellenar los chiles jalapeños.

Rellena cada chile con la ayuda de una espátula y llévalos al congelador por lo menos 2 o 4 horas, para que al freírlos el relleno de queso crema y queso mozzarella no se salga del capeado y el contraste de temperatura cree un capeado más crocante al freír los jalapeño poppers.

Una vez bien fríos los chiles, monta una línea de producción para capear o cubrir con pan molido los chiles. Combina la leche y el huevo en un recipiente, pasa el chile por esta mezcla, enharina, pasa de nuevo por el huevo, y sella con pan molido. Usa pinzas para evitar remover el capeado con los dedos.

Lleva inmediatamente los chiles a la freidora o a un sartén con abundante aceite y cocínalos hasta que estos estén bien dorados. Escurre en servilletas de papel y preséntalos en una fuente o a tu antojo para servirlos.

Es una receta excelente para servir a chicos y grandes que coman picante, y como el queso se derrite, el contraste de texturas y sabor es exquisito. No te pierdas esta explosión de gustos y prepara estos jalapeños poppers en casa.