Hay novios mucho más tradicionales que deciden utilizar las invitaciones clásicas para sus bodas, mientras que otros eligen realizar de varios tipos, dejando para los miembros de mayor edad de su familia las invitaciones clásicas, por lo que a continuación te diremos cómo puedes realizarlas.

Lo que más se busca en las invitaciones es la clase y la elegancia por lo que debes evitar a toda costa sobrecargarla con ilustraciones que solo las harán ver muy excéntricas. A pesar de ser una invitación que es bastante elegante y formal, puedes buscar agregarle detalles que te representen a ti y a tu pareja, si decides hacer esto procura que  los colores de la boda combinen con el estilo y la temática que han elegido para no desentonar. Por otra parte, si deseas agregarle un toque mucho más personal a la invitación deberías tomar en cuenta la idea de realizar un texto que sea original, colocando aquello que te gustaría decirles a tus invitados.

Para la elaboración de este tipo de invitaciones, se utiliza el papel verjurado blanco roto y la tinta suele ser de un solo color, siendo este el negro.  No obstante, puedes sin ningún problema usar dos tonos pero sin olvidar que estos deben ir a juego con los colores de la boda. En el caso del sobre se utiliza un papel que sea verjurado liso. Una de las formas que podrías aplicar para darle un toque de elegancia es colocarle una cinta de tul del color de tu preferencia o un pequeño lazo rodeando el sobre, este detalle sin duda alguna  le dará un aspecto delicado y romántico a tu invitación.

 A pesar de todo, no te sientas reprimida con el diseño, haz bocetos combinando tus colores favoritos y ve agregándoles todos los detalles que consideras apropiado hasta dar con la invitación perfecta para ustedes.

Ahora bien, si estás pensando en hacer una invitación estrictamente clásica es necesario que sepas cómo ha de estructurarse, por lo que acá te daremos algunos aspectos a considerar. Lo primero es colocar el nombre de los padres en la parte superior de la invitación, a la derecha van los padres del novio y a la izquierda los de la novia sin que sea necesario utilizar los nombres completos, pueden solo colocar los apellidos si así lo desean. Luego se da apertura refiriéndose al lazo matrimonial para posteriormente colocar sus nombres en un texto algo más grande para captar la atención, primero va el del novio y luego el de la novia. Al haber realizado esto, se redacta el texto en el que debe ir la invitación inicia, la fecha, el lugar en donde se celebrará la ceremonia y por supuesto la hora.

Por último, se les solicita a los invitados la confirmación de su asistencia al evento y si estos han de ir vestidos de una manera específica se les avisa colocando la información debajo del texto de confirmación. Los datos que no debes dejar fuera de la invitación son las direcciones familiares y los números de contacto en caso que los invitados los necesiten para cualquier consulta de la boda. Hay aplicaciones que te ahorran este trabajo al permitirle obtener a los invitados toda la información que necesiten sobre la ceremonia y las vías que pueden usar para llegar sin pérdida al lugar pautado.