Tal como están las cosas, ver largas filas de personas esperando una entrevista laboral se vuelve parte del paisaje urbano y es que la escasez de trabajo es tanta que los que ofrecen un puesto piden todos los requisitos como ser graduado universitario, menor de 27 años, con promedio elevado, dominando dos idiomas y conocimientos de PC, etc., etc.

Algunas estrategias a seguir

Lo importante es no bajar los brazos ni perder la fe, es cuestión de mantenerse en el propósito y analizar cuáles son las fortalezas que tenemos y qué no está faltando:

  • Tener en claro las aptitudes personales, formación y experiencia.
  • Buscar principalmente entre los nuevos negocios que van surgiendo.
  • Escribir un currículum detallado y atractivo a la vista. Escribir también una carta de presentación prolija y convincente.
  • Realizar cursos o seminarios para mantenerse actualizado.
  • Ser constante en la búsqueda y mantenerse informado sobre lo nuevo que va surgiendo.
  • Al ir a una entrevista, vestirse correctamente, ser prolijo en los modales y afable al hablar, sonreír y mantenerse tranquilo, demostrar que se es una persona informada y actualizada y, por último, estar seguro de los conocimientos que se poseen, no causa buena impresión una persona insegura.
  • Ser cuidadosos con las oportunidades que se vayan presentando porque esto irá formando la foja de servicio y ésta tiene que ser lo más limpia de problemas que se pueda.

Somos consientes de lo mucho que hay que andar por un trabajo, más si se suma una época de crisis donde el desempleo es elevado y las empresas hacen lo posible por arreglarse con el personal que tienen. A pesar de todo debemos seguir adelante manteniendo una actitud positiva y con la esperanza que se abran nuevas posibilidades para el país y para toda su gente.