Estos son nuestros consejos para ayudarte a interactuar con tu pájaro, cuatro formas diferentes con las que podrás acercarte a él y mejorar vuestra relación, disfrutando así mucho más de estos animales:

  1. Gánate su amistad. Algunos pájaros son más confiados, otros son reticentes a las personas y en algunos casos, puede suceder que tú no les acabes de gustar porque te asocien con quién les ha quitado de un ambiente agradable para llevarles a un lugar desconocido. No fuerces a tu pájaro al contacto, al principio limítate a quedarte ante la jaula y observarlo. Puedes imitar sus silbidos e incluso dejarle algo de comer que  le guste entre los barrotes cuando mire para ti. Poco a poco se irá acostumbrando a tu presencia y en unos días comenzará a mostrar curiosidad.
  2. Que sea él quien busque tu contacto. A no ser que el pájaro sea algo agresivo, una buena manera de intentar contactar físicamente con tu pájaro es mediante la comida. Ofrécele un pedacito de fruta con los dedos para que se acerque a cogerlo. Una vez que has conseguido esto puedes abrir la jaula (con ventanas y puertas de la habitación cerradas) e introducir lentamente la mano, pero sin tocar al pájaro. Deja que sea él quién acabe acercándose. Seguramente lo haga antes si en la mano tienes algo de comer. Recuerda que quizás no lo haga el primer día o el segundo, pero acabará por hacerlo y posarse en tu mano.
  3. Vuelos y aterrizajes. Ya sois amigos y podéis pasar a juegos más agradables. Deja que el pájaro vuele suelto por la habitación, pero ofrécele alguna chuche para que se pose en tu mano de vez en cuando. De este modo, jugará contigo mientras vuela y será un momento que podréis compartir.
  4. No olvides los mimos. Una vez que el ave ya tiene confianza contigo, puedes comenzar a mimarla, acariciarla y disfrutar de esos momentos que a todos nos gusta tener con nuestras mascotas.

Descubrirás que toda la paciencia que hayas podido necesitar si tu pájaro era miedoso o desconfiado, habrá valido la pena una vez que hayas conseguido romper sus barreras y que confíe en ti. No hay nada más reconfortante para quienes tienen pájaros como mascotas que pasar tiempo con ellos jugando e interactuando, algo que está a nuestro alcance si ponemos de nuestra parte el esfuerzo y la paciencia necesarios.