A continuación te detallamos una lista con cuatro plantas medicinales diferentes que resultan muy útiles para combatir la artritis y las molestias que esta enfermedad causa. Puedes utilizar estos ingredientes para mejorar tu estado de salud, generalmente preparando una infusión, el modo ideal de aprovechar sus propiedades que ayudan a tratar los problemas que sufren los afectados por la artritis.

  • Manzanilla: La fiel y rica manzanilla parece ser el remedio para todo en ocasiones, ya que se conoce como un rico calmante pero además ayuda a combatir la inflamación propia de la artritis. Tómala como más te guste en té, endulzada con miel de abeja o agave, y lo mejor de todo es que además de disminuir el dolor el afecto calmante que tiene tranquiliza lo desesperante que este puede ser a veces.
  • Jengibre: Esta raíz de origen oriental tiene las características de ser un antiinflamatorio natural y además de tener propiedades analgésicas para disminuir el dolor. La mejor manera y no está demás decir, más rica forma de consumir jengibre probablemente sea en infusión natural de esta raíz, misma que se prepara con un par de rodajas en agua hirviendo. Tómalo a diario y benefíciate de los resultados.
  • Cúrcuma: Es muy parecida visualmente al jengibre, pero el sabor y el color es bastante diferente. La cúrcuma es un fuerte antiinflamatorio que tiene alivio para las articulaciones con artritis, y al igual que el jengibre se puede consumir hirviendo rodajas de la raíz en agua o añadiendo cúrcuma.
  • Té verde: Como tiene un efecto que fortalece articulaciones en general y por supuesto aunado a esto, los huesos, el té verde es bueno consumirlo, pero ojo, no tiene un sí un efecto calmante al instante sino que es una manera efectiva de contrarrestar los efectos de la artritis a largo plazo, lo cual podemos tomar como un método de tratamiento natural consumiéndolo regularmente en su presentación de hebras, saquitos o el rico té matcha.

Qué tener en cuenta sobre estas infusiones

Como cualquier remedio natural debemos tener en mente que no se trata de un sustito del medicamento convencional que nos ha recetado el médico, sino que son tratamientos alternativos y que necesitan de tiempo para hacer su efecto. Debemos comprender que no se podrá apreciar una mejoría de la noche a la mañana, por lo que jamás será recomendable dejar de tomar nuestros medicamentos por consumir estos tés que sí son efectivos, pero que debemos tomar con responsabilidad. Son un complemento para los tratamientos que prescriben los médicos, pero deberemos comprender que es necesario actuar de forma responsable con tratamientos de salud importantes.

Recuerda que para quienes sufren esta enfermedad realizar una actividad física frecuente es importante, ya te explicamos cómo te ayuda el ejercicio para la artritis, otra recomendación interesante para quienes pasan por este problema.