Uno de los colores más atractivos es el rojo. Muchos estudios han demostrado que este color puede tener un efecto muy positivo en las personas que nos rodean o sobre nosotros. Ya todos sabemos que es un color que se caracteriza por ser sensual y relacionado con el amor, pero también es un color vibrante que nos puede dar ese toquecito extra en nuestra autoestima par asentirnos más sexis o positivos, incluso con mas energías para conquistar a alguien o para que nos den ese trabajo que tanto queremos. También otro uso para este atractivo color es el de que puede ayudarnos a adelgazar ya que algunos estudios también han demostrado que comer por ejemplo en un plato de este color puede disminuirnos el apetito.

Otro uso en nuestras vidas es dentro de nuestro hogar. Si estamos pensando en remodelar y darle un cambio a nuestro ambiente no es necesario gastos excesivos de remodelaciones, simplemente con un poco de pintura podemos hacer un espacio más pequeño o grande dependiendo de lo que necesitemos. Como dato básico podemos tomar que por regla todos los colores oscuros tienen la capacidad de hacer que un espacio se haga más pequeño y confortable por su contraparte los colores claros nos dan amplitud así que si tu espacio es pequeño deberás usar colores claros.

Si te da miedo el experimentar con la combinación de colores, puedes comenzar  utilizando tonos monocromáticos, esto quiere decir que jugaras con el mismo color pero con diferentes degradaciones ya que siempre combinaran. También recordar que si usas colores para decorar, uses los colores claros o neutros para los espacios grandes y los colores fuertes para darle ciertos toques de color o resaltar ciertas áreas. También ten cuidado con tus colores favoritos ya que pueda sea compatible para ciertos usos, ya que si tu color favorito es el anaranjado y lo pones en las paredes de tu cuarto, llegara un punto donde sea demasiado brillante y cálido para ti.

Así que ahora a escoger muy bien nuestro guardarropa ya que desde esa pequeña elección estamos haciendo girar todas las manecillas a nuestro favor. Hay que tener cuidado ya que los colores también pueden deprimirnos,  hacernos enojar o darnos ansiedad pero también pueden relajarnos o subirnos el ánimo así que solo es de tener cuidado al momento de la elección. Podemos investigar un poco sobre cada color y así descubrir su superpoder.