Hay muchas dudas sobre lo normal y anormal dentro del comportamiento de un bebé y muchas veces podemos exagerar alguna de ellas, es por esto que daremos a conocer algunas situaciones para aclarar un poco más si son para tomar a consideración o son solo pasajeras y sin mayor peligro alguno.

  • Hipo constante: si tu bebé tiene menos de un año es normal que tenga hipo ya que incluso lo padecen antes de nacer, resultando algo perfectamente normal. No te preocupes, el hipo no tiene relación con la respiración, este padecimiento está ligado a pequeños espasmos o contracciones involuntarias que hace el diafragma probablemente provocado por la estimulación de este.
  • Tomar pecho por momentos: es algo común entre los recién nacidos y es algo completamente normal y no para correr con el pediatra. Si tu bebé crece con normalidad y su peso esta en los límites de lo normal, no hay de qué preocuparse. Algunos bebés gustan de tomarse pequeños descansos entre comidas y es muy probable que lacten por unos minutos, descansen y luego vuelvan al pecho.
  • Gatear hacia atrás: aunque pareciera que es algo extraño o raro el que un bebé haga esto no significa nada del otro mundo o peligroso. Es algo normal cuando comienza la etapa de gateo que suele suceder desde los 7 meses en adelante. Son sus primeros intentos para moverse y tendrá que experimentar por su cuenta cual es el método que le conviene mas, hacia atrás o hacia delante, déjalo experimentar.
  • El llanto: el llanto es lo más clásico y conocido con un recién nacido y aunque pareciera que llora de dolor o algo similar. A esa edad es muy normal que el llanto sea constante y casi por todo. Debes de conocer el llanto de tu hijo, de esta forma podrás distinguir cuando este tenga ciertos cambios y descubras que pueda ser llanto por alguna enfermedad ya que estos tienden a ser diferentes.