1. Marienplatz. En pleno corazón de la Múnich está una de las plazas más famosas de Alemania, la Plaza de Santa María. Su nombre se debe a que se pidió a la Virgen que cuidara y protegiera a los habitantes tras un brote de cólera en la ciudad, y desde entonces, ha sido un lugar de reunión y celebración de diferentes actos públicos. El Antiguo y Viejo Ayuntamiento, la Columna de Santa María o la Fuente Fischbrunner son alguno de los principales atractivos que se encuentran en esta céntrica plaza.

Plaza de Marienplatz

  1. Hofbräuhaus. Hablar de Múnich es sinónimo de hablar de una de las bebidas más famosas de Alemania, la cerveza. Y es que precisamente aquí encontramos unas de las cervecerías más antiguas y conocidas de la población, la Hofbräuhaus. Se construyó a finales del siglo XVI y fue totalmente destruida durante la II Guerra Mundial. Sin embargo, en la década de los 50 fue reconstruida para dar vida a uno de los principales puntos de interés de Múnich. Abre todos los días entre las 9 y las 23,30 horas.
  2. Viktualienmarkt. De lunes a sábado, habitantes y turistas tienen una cita en uno de los núcleos comerciales más importantes de Múnich, el Viktualienmarkt. Más de 100 puestos callejeros venden cada día frutas, flores  y productos frescos desde hace casi 200 años. Está junto a la Marienplatz y su horario es de 10 a 18 horas, excepto los domingos que cierra a las 15 horas.
  3. Palacio de Nymphenburg. Una de las joyas del patrimonio de Múnich es esta antigua residencia estival de la familia Wittelsbach, el Palacio de Nymphenburg. Se puede visitar su interior para comprobar cómo eran los hogares de las familias nobles a mediados del siglo XVII ya que se representa fielmente la decoración de la época. Abre todos los días a las 9 y cierra entre las 16 y las 18 horas, según la época del año. El precio de entrada es de 11,50 euros en los meses de abril a octubre y de 8,50 euros de octubre a marzo.

Exterior del Palacio de Nymphenburg en Munichx

  1. Residencia. Otra de las joyas del patrimonio de la ciudad es la llamada Residencia de Múnich, un hermoso edificio que durante más de seis siglos se ha convertido en la residencia de las diferentes familias reales del país. Entre los meses de abril y octubre permanece abierto entre las 9 y las 18 horas, mientras que el resto del año abre una hora más tarde y cierra una hora antes.
  2. BMW. Los amantes del motor tienen cita en uno de los principales atractivos de Múnich, la fábrica de BMW. Durante más de dos horas se hace un recorrido por la compañía explicando cómo se producen los vehículos de la conocida marca. Hay que pedir la visita con antelación y el precio de entrada es de 8 euros y de 5 euros para los que puedan beneficiarse de tarifa reducida. Sólo abre de lunes a domingo entre las 9 y las 16,30 horas.
  3. Ayuntamientos. En la Plaza de Santa María están dos de los monumentos más turísticos de la población, el Antiguo y el Nuevo Ayuntamiento. Éste último fue construido a mediados del siglo XIX y se ha convertido en todo un símbolo para la ciudad. El Antiguo Ayuntamiento tiene un pintoresco aspecto de castillo medieval y en su interior se encuentra el Museo de los Juguetes, una cita que nos podemos perder si viajamos con niños a Múnich.
  4. Puertas de la ciudad. Como la mayoría de grandes ciudades europeas, en la Edad Medía Múnich estaba protegida por una muralla. Pero con la expansión urbanística de la ciudad, ésta quedó derruida. Sin embargo, hoy en día quedan bien conservadas tres de las Puertas de la antigua población: Sendlinger Tor, Isartor y Karlstor.
  5. Catedral. La iglesia más grande de la ciudad y el templo religioso por excelencia de Múnich es sin duda su Catedral. Está ubicado en la Frauenplatz y se puede entrar a su interior todos los días entre las 7 y las 19 horas. A pesar de una basílica sencilla con respecto a otras de las que pueden encontrar en Europa, su hermoso tejado rojizo contrasta con las cúpulas verdes de las dos altas torres.

Catedral de Munich

  1. Olympiaturm. Y para ver la inmensa ciudad de Múnich, nada mejor que hacerlo a casi 300 metros de altura desde la Torre de Televisión Olympiaturm. Se puede visitar todos los días desde las 9 hasta la medianoche y el precio de entrada es de 5,50 euros para adultos y de 3,50 euros para menores de 16 años.