Pero así como hay plantas medicinales que pueden curarnos desde una gripa hasta un hígado dañado, si no las sabemos usar también pueden ser muy peligrosas. No todas las plantas son medicinales así que debes tener cuidado de las plantas que mantienes en tu casa y asegurarte que sean de las buenas. Para cuido hogareño lo más recomendable es tener plantas básicas como sábila, menta, perejil alcapate que aparte de proporcionarte remedios rápidos le darán un delicioso aroma a tu hogar.

Las plantas son tus mejores amigas

Tomando el hecho más importante y que no podemos olvidar, es que las plantas nos proporcionan el tan valioso oxigeno que respiramos es por esto que el sembrar árboles y platas en general es tan importante. Dentro de nuestro hogar podemos tener nuestra propia farmacia natural con diferentes plantas que pueden ayudarnos con enfermedades comunes como la alergia o el estreñimiento. Si bien el mercado hay miles de pastillas para esto, siempre es mejor algo que no lleve tantos químicos.

Entre las plantas que son de fácil cultivo y que se suelen tener en los hogares están la sábila que nos sirve para muchos propósitos que van desde cuidados de piel o pelo hasta problemas con el estreñimiento. También puedes sembrar romero, esta planta ha aparte de tener muchos beneficios para nuestro organismo, es una especia que se usa para muchas deliciosas recetas.

La manzanilla tiene la característica de ser bella y de relajante aroma además de poder hacer deliciosos té con diferentes fines medicinales. La menta también es otra especia que se puede usar tanto para una rica receta o postre así como un remedio casero, la menta no es grande así que puede crecer sin problemas.