En esta oportunidad, no solo revisaremos algunas de las ventajas de incorporar las legumbres a nuestra alimentación diaria, sino que también veremos algunas de las maneras que existen de agregarlas a nuestras comidas y transformarlas en algo habitual de forma sencilla. ¡No te pierdas este artículo!

Receta con legumbres, en este caso garbanzos

Importancia de las legumbres para la salud

Como bien hemos dicho anteriormente, las legumbres son alimentos con un valor nutricional muy alto y rico para el organismo, además de contar con un bajo nivel calórico que las hace un alimento ideal para incorporar a la rutina diaria. ¿Por qué deberíamos introducirlas a nuestra dieta? Veamos a continuación algunos motivos:

  • Hidratos. Las legumbres son una de las principales fuentes de hidratos de carbono que, para los que no lo saben, son el nutriente básico que el organismo utiliza como fuente de energía para funcionar. 
  • Proteínas. Estos alimentos tienen un alto índice de proteínas en su composición, siendo uno de los reemplazantes más efectivos de la carne. Este punto es muy importante para aquellos que son vegetarianos y que quieren cuidar sus niveles de proteínas e incorporarlas desde fuentes vegetales.
  • Fibra. Finalmente, las legumbres también tienen un alto contenido en fibra. Incorporándolas a la alimentación lograremos un correcto funcionamiento del aparato intestinal, reducir el colesterol y también mantener los niveles de glucemia.

Plato con diferentes legumbres

¿Cómo incorporarlas en la dieta?

Estos consejos están idealmente pensados para aquellos que no están acostumbrados a ingerir regularmente legumbres y buscan incorporarlas a su alimentación para aprovechar todos sus beneficios. Veamos algunas formas sutiles de introducirlas en nuestra dieta:

  • Salsas. Si no estás acostumbrado a comer legumbres en ensalada, puedes optar por incorporarlas a través de diversos tipos de salsas. Las más comunes son la salsa de guisantes y la de habas.
  • Puré. Otro método infalible para incorporar las legumbres de forma sencilla es mezclarlas con algún puré que te guste. Por ejemplo, las lentejas pueden ser procesadas junto con el puré de papas y también quedan muy bien acompañando la calabaza.
  • Hamburguesas. Para los vegetarianos que quieren mantener a raya su nivel de proteínas, las hamburguesas de lentejas o legumbres diversas son muy recomendadas. Su sabor es delicioso, solo basta con procesarlas, amasarlas un poco y cocinarlas a la plancha con un poco de sal.