• Para tener energías: El desayuno es importante porque activa tanto nuestro cerebro como nuestro físico a las energía que los alimentos le proporcionan. Ejercitarse, mandar a los chicos a la escuela, ir a la oficina, todo esto requiere de energía que tomamos del desayuno. alimentos balanceado, frutas, carbohidratos, y azúcares naturales proviniendo de la miel o estevia son lo mejor para iniciar el día.
  • No tengo tiempo para desayunar: Ciertamente en estos días nadie tiene demasiado tiempo de sobra, por lo que hacer un desayuno completo es realmente complicado ¿no es así? existen opciones que requieren de menos de 10 minutos, como los licuados de frutas, las barras de cereales preparadas naturalmente o los panes nutritivos. Un desayuno rápido es una rebanada de pan integral con cereales y un batido de frutas.
  • Sáltate la cena, no el desayuno: Hay un dicho popular que nos dice: Desayuna como un rey. Come como un Señor. Cena como un mendigo. Este dicho nos ilustra que si alguna comida podemos saltarnos no es el desayuno, ya que debe ser un plato abundante y lleno de proteínas para tener energías durante el día.

Cómo agilizo mi desayuno

Volvemos al problema del tiempo y te proponemos estos consejos para poder desyunar como rey pero sin sacrificar valiosos minutos por la mañana.

  • Congela frutas para batidos: Un licuado, batido o smothie puede hacerse con frutas congeladas. Prepara ricas combinaciones como piña, plátano y fresas, que solo tendrás que agregar a tu licuadora junto con leche. en verano son lo mejor.
  • Come sándwiches: Un sándwich de desayuno es una opción rápida y nutritiva si lo preparamos con pan integral con granos, con crema de cacahuate o almendras y rebadas de plátano y kiwi, lo puedes preparar en menos de 5 minutos y es perfecto para ganar energía.

Sobre todo, mentalízate para saber que destinar 15 minutos al desayuno no es un gran sacrificio de tiempo, y que a la larga esta disciplina te dará frutos de buena salud.