Una de las principales cosas a considerar es que deben ir combinados con los colores de la boda y, sobre todo, con los trajes de las damas de honor para que no haya un contraste muy fuerte entre ellos, además de las flores del ramo de la novia,  el tipo de la boda y si esta será llevada a cabo de día o de noche. Una recomendación es no vestirlos de manera muy sobrecargada, ya que siempre ten en cuenta que en estos casos la simplicidad es tu mejor elección.

Suelen elegirse niños que son pequeños así que debes recordar no vestirlos como si fueran unos adultos, se sentirán incómodos con sus trajes y esa no es la idea. Escoge una ropa que les resulte cómoda para que la ceremonia no se les haga eterna, y si son del mismo sexo procura que estén vestidos iguales o de forma similar. De cualquier forma, algo muy importante que deben hacer es tener unos días antes una prueba de vestuario con los niños para que así puedan ver alguna imperfección en el atuendo que deban corregir y de esta manera se evitarán algún contratiempo, los niños son muy impredecibles así que lo mejor es estar preparado para cualquier situación que pueda presentarse, sobre todo antes de la ceremonia.

El traje depende de los gustos de los novios, pero si tu querer es tener una boda que sea tradicional entonces hay un código de vestimenta para los pajes.  Los niños deben utilizar pantalones cortos que sean tipo short, dejando a tu preferencia el uso de medias, y zapatos de cordones. Por otro lado, las niñas suelen usar vestidos cortos y zapatos que sean tipo bailarina. Para las pequeñas damitas es muy importante el peinado que usarán, puesto que es lo que más se les verá al momento de presidir a la novia, por lo que podrían usar lazos o coronas de flores para resaltar sus colores.

La confección de los atuendos de los pajes y los gatos que estos generan pueden ir a cuenta solamente de los novios si estos desean hacerlos enteramente a su gusto. Sin embargo, dependiendo de la relación que se tenga con los padres de los pajes, puede llegarse a un acuerdo en el que ambas partes se hagan cargo de los gatos y participen en el modelo final, después de todo, los padres saben mejor que nadie qué tipos de estuarios van de acuerdo a sus hijos y cuáles no.

Los pajes son unos acompañantes que darán ese toque de inocencia a tu boda, además los más pequeños también quieren sentirse parte de la boda y ayudar con ella así que, si estás muy nerviosa, su alegría natural y entusiasmo te ayudarán a perder algo de los nervios que a veces agobian a las novias.