Soundtracks de películas

Seguramente la pareja tiene una gama de películas favoritas con el tema del romance de por medio. Así que pueden escoger alguna de las bandas sonoras de tus películas preferidas. Aunque puede ser común usar la banda sonora de una película, siempre habrá variedad en los temas porque no todos escogerán los mismos. Claro está, debes seleccionar cuál es el momento adecuado para escuchar este tipo de música, por ejemplo, la llegada de los invitados, la llegada del novio, el baile de bodas o incluso la marcha nupcial, pueden ser un buen momento.

Canciones especiales

Quizá la pareja tenga una serie de canciones especiales que siempre recuerdan y que marcaron un momento especial compartido por ambos. Así, pueden elegir varias de ellas para que los acompañen en diversos momentos de la celebración y hacer el día mucho más memorable.

Una coreografía para el baile de bodas

Hablar de música significa también hablar de baile, por eso puedes aventurarte a hacer un baile de bodas auténtico, para sorprender a los invitados, interpretando con tu pareja una coreografía con algún tema musical especial para los dos.

Contrata un DJ

La opción de contratar a un DJ siempre es viable, ya que es una persona con experiencia amenizando fiestas, además es una alternativa económica cuando no podemos pagar una banda de músicos para que estén en la ceremonia y en la celebración de la boda. Lo mejor es que los DJ´s se adaptan a los diferentes estilos musicales, y son fáciles de contactar.

Música en vivo

Como siempre, la música en vivo es mucho más emocionante, y puede hacer que una boda sea realmente grandiosa. Desde contar con una coral para que acompañe y amenice el acto religioso del casamiento, hasta contratar una banda para que interprete nuestras canciones favoritas en la fiesta, tener músicos en nuestra boda es realmente un privilegio. Puede ser una opción más costosa que las anteriores, pero a la vez hará mucho más especial el momento.