Querer es poder y por eso te sugerimos estas ideas para conseguir un minibar ocupando muy poco espacio:

  • Utiliza un mueble auxiliar con varios departamentos. Lo mejor de utilizar un mueble auxiliar es que este no tiene por qué ser minibar permanente. Normalmente puede tener otro uso y decorarse para fiestas o cenas en casa a modo de lugar de bebidas.

Elige un mueble que tenga varios departamentos, no importa si tiene puertas o no. En la parte superior deja una zona libre para servir las bebidas y coloca los complementos para las mismas: la cubitera, el cuenco para el limón, los saborizantes para los gin-tonics, cañas para bebidas etc. En los estantes se pueden colocar las bebidas en primer lugar y los diferentes tipos de vasos.

Si el mueble es delicado puedes cubrirlo con un mantelito en la zona superior o forrarlo con un vinilo que se pueda quitar sin dejar marca. De este modo se evitan roces y daños, especialmente si el minibar se va a convertir en una zona de autoservicio por el que va a pasar diferente gente.

  • Una camarera, la mejor solución para minibares permanentes o  improvisados. Las camareras son muy prácticas especialmente en aquellos hogares en los que se coma o se cene habitualmente en el comedor. En ella se puede llevar cuánto hace falta para la comida sin tener que hacer varios viajes para poner la mesa o para llevar los diferentes platos.

Estas camareras son también un objeto decorativo para el salón y pueden estar permanentemente expuestas como minibar. Normalmente, en la parte superior se exponen las bebidas y en la inferior se coloca la cristalería. Tan solo hará falta acercar una mesa auxiliar para servir y estará listo.

  • A falta de camarera, la imaginación hace el resto. ¿No tienes una camarera y no quieres invertir lo que cuesta para utilizarla un solo día? Decora convenientemente tu carrito verdulero de la cocina y conviértelo en un auténtico carrito de bebidas.

En Internet puedes encontrar muchas ideas para decorar este tipo de carros de una manera que nadie diría que son carros de cocina. Lo mejor es que si lo haces bien la decoración puede quedar permanente y contar con un precioso verdulero “tuneado”

  • Bandejas bien decoradas, la alternativa económica. Pero si todavía quieres gastar mucho  menos, pero quedando bien y siendo práctico, puedes utilizar bandejas de madera decoradas. Recomendamos las de madera porque soportan mucho mejor el peso de las botellas.

Una bandeja para las bebidas y otra para los vasos es todo lo que necesitas y las puedes colocar sobre una mesita de centro o cualquier otra superficie. Lo mejor es que cuando acabes de beber puedes recoger todo junto fácilmente y colocarlo en el mueble o en la despensa sin tener que retirar las botellas una a una.