Idear cuál será el aspecto de las habitaciones de los niños de la casa es importante para que tengan un mejor desarrollo, porque un lugar estéticamente agradable puede potenciar su creatividad, la explosión de colores, la existencia de espacios para el esparcimiento y el juego son muy positivos en su crecimiento, aquí unas ideas que te encantarán.

  • No más paredes rayadas, haz una pizarra decorativa: Uno de los grandes dolores de cabeza cuando los niños empiezan a tener agilidad con el lápiz, son las intervenciones artísticas que empiezan a aparecer en cualquier pared de la casa, afeándola y generando una inversión de dinero y de tiempo en corregirlo. La mejor manera de solucionar este problema, es creando un espacio libre de reglas, para que ellos puedan rayar a placer. Te sugerimos que dentro de la habitación definas un espacio a la altura del niño con dimensiones adecuadas al tamaño de la habitación y donde él pueda dibujar sin inconvenientes, píntalo con pintura negra a base de aceite para que no haya problemas al momento de borrar, de modo que su aspecto sea como el de una pizarra. Lo ideal es que enseñes a tu pequeño a sólo dibujar en ese espacio y a hacerlo con tizas, preferiblemente. Así logras incentivar su creatividad dándole la oportunidad de personalizar su espacio.
  • Haz un álbum cronológico: Esta es una bonita forma de decorar la pared principal de una habitación infantil. Solo tienes que buscar portarretratos bonitos, con motivos y colores infantiles. Si no lo tienes a la mano o te resultan costosos, no te preocupes, puedes realizarlos con materiales reciclables o con materiales menos costosos, una vez los tengas, debes distribuirlos en el espacio disponible, de forma que no exista una desproporción, lo ideal es que sigan un orden cronológico para que puedas ir ubicando las fotos de tu hijo, año tras año, hasta llegar a la edad actual. Puedes jugar con tu creatividad e imaginación para enriquecer esta idea.
  • Utiliza alfombras: Los niños son amantes del piso, sus primeros pasos y sus juegos están en el piso, así que es una buena idea utilizar una alfombra para dividir el espacio de juego de otros espacios dentro de la habitación, así tendrán un área cómoda y aislada del frío del suelo, que a veces puede enfermarnos. Tómate tu tiempo para escoger la alfombra adecuada y consulta con tus pequeños cuáles son sus preferidas, algunas incluyen divertidos juegos como carreteras y calles con las que jugar con sus coches de juguete.
  • Incorpora cojines: Los cojines son ideales para las habitaciones infantiles, primero, por su funcionalidad para estar en el suelo mientras se juega o se escucha un cuento, y segundo, porque pueden ayudarte a marcar un estilo decorativo, pues puedes elegir colores, motivos y formas que combinen con la habitación.
  • Haz organizadores: Además de fortalecer la creatividad y el desarrollo de tu hijo, es ideal que le enseñes sobre organización, sobretodo porque tener el hábito de mantener las cosas en orden nos facilitan la vida en la medida en que crecemos, así que puedes hacer bolsillos de tela gigante que puedes colgar, detrás de la puerta, en un armario o en un espacio libre en una pared para que todo esté en un lugar. Podéis fabricar juntos unos organizadores con materiales reciclados como actividad muy divertida y que podrán usar para tener su cuarto muy ordenado.

Si pones en práctica estos consejos, podrás decorar habitaciones infantiles de forma funcional y única, ponle un toque de creatividad y ya está.