¿Qué es el humus de lombriz?

Se trata de un abono para plantas altamente eficaz producido por lombrices. Estas son colocadas en un espacio determinado para realizar su ciclo de vida normal, proporcionándoles alimento, de manera que estos son procesados hasta ser desechados por las lombrices. Así, el excremento que expulsan, constituye una materia orgánica de gran valor para el desarrollo de las plantas, gracias a la presencia de nutrientes y microorganismos.

¿Cómo producirlo en casa?

Actualmente se han creado diferentes mecanismos que posibilitan la fabricación de este abono en cualquier espacio de nuestra casa, sea pequeño o grande. Por ejemplo, existen unos recipientes llamados vermicompostadores o compostadores urbanos. Consisten en una especie de incubadora de lombrices, donde se efectúa todo el proceso que explicamos anteriormente.

Básicamente, es una especie de siembra de lombrices, a las que se aplica cierta cantidad de alimento y agua de forma regular, con algunos cuidados cotidianos, y al final del proceso se hace la recolección del humus (la tierra con el excremento donde se encuentran las lombrices).

Sin embargo, si no se puede adquirir este instrumento para criar lombrices, puede  optarse por fabricarlo en casa, procurando que el recipiente sea más ancho que profundo, por ejemplo, de 30 x 60 centímetros.

Podemos producir este abono de lombrices en nuestra propia casa

¿Por qué usarlo en mis cultivos?

En primer lugar, debemos hacer énfasis en que es un abono completamente natural, que contribuye a mejorar principalmente la calidad de suelos, logrando incluso hacer posible cultivos en suelos arcillosos u arenosos, ya que contribuye a mejorar la circulación de aire en los suelos.

Por otra parte, debes saber que su producción es muy económica, en comparación con otro tipo de abonos y fertilizantes. También, contribuye a potenciar los nutrientes de las plantas y hacerlas más resistentes a ataques de plagas y hongos. Además, el material no se pudre, no tiene mal olor, por lo que resulta altamente eficaz para cualquier cultivo.

¿Cómo aplicarlo?

La aplicación del humus, una vez que se ha recolectado, consiste en extenderlo sobre los suelos donde pretendemos hacer una nueva siembra o en aquellos que busquemos renovar con tierra nueva. Para cada tipo de planta, existe una medida aproximada de humus a aplicar, la cual debe ser consultada por un especialista de acuerdo a cada especie.