1. Bajo el mar, Estados Unidos. Se le conoce con el nombre de ‘Jules Undersea Lodge’ porque las dos habitaciones que dan vida a este hotel están bajo el mar. Sólo caben seis huéspedes, tienen una sala común y está equipado con todo tipo de servicios como teléfono, DVD o televisión. El principal atractivo de  este hotel de Estados Unidos es su gran ventana de cristal desde la cual se pueden observar las diferentes especies marinas que nadan ante las miradas perplejas de los visitantes. Alojarse aquí es toda una aventura ya que para acceder al interior hay que hacerlo buceando…

Hotel Submarino en USA

  1. Auroras boreales, Finlandia. La principal característica por la que los huéspedes eligen el hotel ‘Kakslauttanen’ de Finlandia no es sólo por poder alojarse en un iglú, sino por las espectaculares vistas que se tienen desde él. Y es que esta zona del país es uno de los mejores rincones del mundo para observar las auroras boreales. Las opciones de alojamiento están formadas por iglús o cabañas de madera, éstas últimas con calefacción y chimenea. En cuanto a los iglús, los visitantes tendrán que estar bien abrigados en el interior ya que la temperatura es de varios grados bajo cero.

Hotel con el interior de un iglú en Finlandia

  1. ¿Hotel o montaña?, Chile. Cuando los turistas se acercan a este curioso hotel quedan boquiabiertos al comprobar que es uno de los alojamientos mejor integrados en la naturaleza del mundo. Se llama la ‘Montaña Mágica Lodge’ y se encuentra en el país de Chile, totalmente rodeada por maleza. Está integrada dentro de la Patagonia chilena, junto a uno de los bosques más frondosos del planeta. La abundante y exótica vegetación estará presente durante toda la estancia de los huéspedes que quieran descubrir este interesante hotel.

Hotel Montaña Mágica

  1. Dormir en una cueva, Turquía. Durante años nuestros antepasados vivieron refugiados en grutas y cuevas, por eso, el hotel turco ‘L’Elkep Evi Cave’ ha querido reconstruir esta forma de vida. Cuenta con un total de 30 habitaciones, todas ellas totalmente preparadas para que la estancia de los huéspedes sea cómoda y completa. Se encuentra emplazado junto al Monte Erciyes, una de las joyas naturales del país, y desde él se pueden practicar todo tipo de actividades como montar en globo o pasear a caballo.

Hotel en una cueva en Turquía

  1. Habitación de sal, Bolivia. Con un nombre tan romántico como ‘Luna Salada’, ¿a quién no le apetece conocer este encantador hotel de Bolivia? Como su nombre indica, las habitaciones están construidas totalmente con sal ya que está situado junto al salar de Uyuni. Paredes y muebles ‘salados’ dan vida a este pintoresco alojamiento en el cual los huéspedes pueden dormir por unos 90 dólares por noche.

Hotel Luna Salada en Bolivia

  1. Una casa en un árbol, Alemania. El sueño de todo niño puede hacerse realidad: dormir en una casa-árbol. ¿Dónde? En el hotel alemán ‘Baumhaus’, donde se ofrecen 8 habitaciones a los visitantes situadas a varios metros de altura sobre los árboles. Una experiencia única donde la naturaleza será la protagonista y donde los huéspedes disfrutarán de unas vacaciones de lo más inusuales en la zona de Gorlitz.

Hotel en el árbol

  1. Boening 727 convertido en cama, Costa Rica. Se llama hotel ‘Costa Verde’, pero entre los turistas que viajan a Costa Rica es conocido como el ‘Boening convertido en alojamiento’. Y es un auténtico Boening 727 ha sido transformado en un pequeño hotel de dos habitaciones equipadas con todo lujo de detalles. Pero además de la curiosa forma en la que tiene vida este alojamiento, sorprende a los visitantes el espectacular entorno en el que está ubicado.

Hotel en un Boening 727 en Costa Rica

  1. Noche en una grúa, Holanda. ¿Alguna vez has subido en una grúa? ¿Y dormido en ella? Si la respuesta es no, ahora tienes la oportunidad de hacer ambas cosas en el hotel ‘Crane’ de Holanda. Este curioso alojamiento se construyó en la década de los sesenta frente al puerto de la localidad de Harlingen. En este diminuto hotel sólo caben dos huéspedes ya que la habitación está en la sala de máquinas de la grúa. Si tienes pensado ir, te recomendamos que reserves con un año de antelación y que ahorres unos 400 euros por persona.

Hotel en la cabina de una grúa en Holanda

  1. Una casa en un lago, Suecia. ¿Buscas tranquilidad? Nada mejor que alojarte en una casa situada en medio de un lago… Lo puedes encontrar en el Lago Mälaren de Suecia e instalarte en una pequeña y pintoresca casita de madera pintada de rojo en cuyo interior hay una habitación bajo el agua. El acceso se hace mediante una embarcación que te facilita el hotel y la paz y tranquilidad estarán aseguradas durante tu estancia.
  2. Hotel de hielo, Canadá. A lo largo del mundo existen muchos establecimientos construidos con hielo, donde se sirven bebidas y comida sobre vajillas hechas con hielo y donde los clientes tienen que ir con abrigadas ropas. ¿Pero pasarías toda una noche en una habitación construida completamente con hielo? En el Ice hotel de Canadá es posible, ya que cada año se reconstruye este espectacular alojamiento donde el frío es el protagonista.