Uno de estos documentos es el título universitario, el cual debe ser homologado por el país al que se dirija, de forma que este sea válido. Es el único trámite que nos garantiza que podamos obtener un puesto de trabajo acorde a nuestra titulación a pesar de trabajar en otro país. Para ello es necesario una serie de trámites hasta lograr que el país en el que queremos trabajar acepte la homologación de nuestra formación o titulación universitaria.

Según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España la homologación de un título “supone el reconocimiento del grado académico de que se trate, habilita para continuar estudios en otro nivel educativo” (...) “e implica el reconocimiento de los efectos profesionales inherentes al título español de referencia, cuando se trate de títulos que habilitan para su ejercicio”.

Recuerda la importancia de obtener esta homologación para mejorar tus perspectivas laborales en tu país de destino, un trámite que merece la pena realizar especialmente si en ese lugar hay una demanda importante de tu profesión.

Primeros trámites

Antes de homologar un título primero hay que cumplir con un paso previo como es el del apostillamiento.

Esto se realiza a través del Ministerio de Justicia español que establece que el título necesita un reconocimiento previo de firma para ser apostillado, lo cual se hace en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y Altas Inspecciones de Educación en las Comunidades Autónomas.

“El apostillado consiste en colocar sobre un documento una apostilla o anotación que certificará la autenticidad de la firma de los documentos públicos expedidos en un país firmante del XII Convenio de La Haya, de 5 de octubre de 1961, por el que se suprime la exigencia de Legalización de los Documentos Públicos Extranjeros que deban surtir efectos en otro país firmante del mismo”, informa el Ministerio de Justicia.

Los documentos apostillados por un país firmante del Convenio de La Haya deberán ser reconocidos en cualquier otro país que forme parte del mismo, sin necesidad de otro tipo de autenticación.

Homologación del título

Una vez apostillado el título, se prosigue a la homologación. Esta se realizará en el país al que se emigrará, por lo que este proceso dependerá de los convenios o protocolos que hayan entre países.

A continuación se presentan algunos ejemplos del proceso de homologación de títulos entre España y otros países:

  • Perú: en el país latinoamericano se rigen por un protocolo adicional al Convenio sobre Intercambio Cultural de 1971, en vigor desde 1999. Se establece que un ciudadano español que pretenda homologar su título en Perú tiene que presentar su documentación académica ante la Asamblea Nacional de Rectores, que es el ente autónomo y oficial peruano competente para aceptar o denegar dicha homologación. Toda documentación debe estar previamente apostillada.
  • Alemania: la homologación puede ser necesaria según la profesión o para aumentar sus oportunidades en el mercado laboral de Alemania. Debe verificar con las autoridades alemanas si necesita la homologación de su profesión y cuál es el organismo competente en el proceso de esta. Existe un portal web que ofrece información necesaria sobre el proceso de homologación, los documentos que deben aportarse y los fundamentos jurídicos, como es: http://www.anerkennung-in-deutschland.de/html/es/procedimiento_de_homologaci%C3%B3n.php
  • Italia: la homologación recae sobre los rectores de cada universidad. La información más concreta sobre este punto se puede obtener en la Secretaría de Estudiantes u Oficina para Estudiantes Extranjeros de una universidad respectiva.