Causas

Como mencionamos anteriormente, este problema se genera debido a la excesiva acumulación de vitaminas en el cuerpo, las principales vitaminas causantes de esta afección son las siguientes: vitamina: A, E, D y vitamina K. Esto es porque suelen adherirse y acumularse en muchos de nuestros tejidos con gran facilidad. Por otro lados, vitaminas como B y C, no son causantes de hipervitaminosis ya que se pueden expulsar fácilmente del organismo, a través de la orina.

Esta enfermedad es poco común ya que rara vez solemos tener exceso de vitaminas en el cuerpo, debido a la alimentación, por el contrario muchas veces la mala alimentación produce que nuestro cuerpo carezca de ciertas vitaminas, para estar saludable. Los suplementos vitamínicos suelen ser causantes de este padecimiento, ya que muchas veces no los regulamos, y terminamos excediéndonos. 

Prevención

Aunque no es muy conocida, y muy pocas personas la padecen, no podemos saber si algún día podríamos sufrir tal problema, por lo que es mejor prevenirlo. Regular el consumo de suplementos nutricionales es la mejor alternativa a la hora de prevenir el exceso vitamínico. Muchas veces nos obsesionamos con consumir vitaminas porque “supuestamente” generarán beneficios a nuestro organismo, pero no nos aseguramos de consultarlo antes con un médico. 

Recuerda que lo mejor antes de consumir cualquier suplemento o vitamina es consultar con un especialista sobre sus beneficios, consumo, y si existe algún riesgo de que afecte nuestra salud.

Tratamiento

La hipervitaminosis suele generar diferentes problemas de salud, entre los cuales están: problemas hepáticos, estreñimiento, hemorragias, dolores de cabeza continuos, debilidad, pérdida del apetito, entre otros.

El tratamiento para esta afección se basa principalmente en dejar el consumo de estas vitaminas, una vez que sepamos que estamos padeciendo dicha enfermedad, para que de esta manera el organismo comience a eliminar todas las toxinas que alojo durante el consumo de dichas vitaminas.

Si  padeces cualquier tipo de problema como los que mencionamos anteriormente lo mejor es que acudas para un chequeo médico completo y descartar cualquier tipo de problema que le esté generando daño a tu organismo.

Recuerda siempre alimentarte bien, y asegúrarte de que tu alimentación incluya todas las vitaminas que necesitas para que tu cuerpo este saludable, evitando así el uso de complementos nutricionales en exceso. Si bien no está de más usarlos, debes primero consultarlo con tu médico para conocer sus beneficios. Mantente siempre hidratado, para que tu organismo logre expulsar las toxinas, y haz ejercicio para que te sientas lleno de energía y vitalidad.