Establece una paga fija

Muchos padres acostumbran a establecer una cuota mensual para darles a sus hijos, de esta forma tendrán acceso a dinero, para muchos de sus gastos en la escuela, personales, entre otros. Hacer esto ayudará a tu hijo a que establezca un límite de gastos, y saber hasta dónde puede llegar a gastar.

Si tu hijo se gasta el dinero antes de finalizar el mes, debes hablar con él y discutir cómo debe administrarlo para que le rinda, hasta que le corresponda una nueva mesada, al comienzo de un nuevo mes.

Incentívalos en casa

Incentivar es parte del proceso de educación en casa, aunque a veces se vuelva algo difícil, debes hacerlo con disciplina para que esto no se salga de control. La responsabilidad es parte importante en la enseñanza del ahorro en tus hijos, enséñales como colaborar con las labores del hogar, a mantener el orden y la limpieza en su habitación y a acatar las órdenes que les das, además de fijarles horarios y responsabilidades compartidas, en el caso que tengas más de un hijo.

Si tus hijos obedecen y cumplen con sus responsabilidades, prémialos con alguna recompensa, puede ser algo de dinero extra, para que comiencen a ahorrar. Esto además de crear el hábito de responsabilidad, los ayudará a ser competitivos, de una manera muy sana.

No le des a tu hijo todo lo que pide

Es un error muy frecuente en los padres, pero es parte del aprendizaje en la crianza de los hijos el equivocarse, por supuesto que no es algo fácil. Muchos niños suelen ser caprichosos y gustan de armar pataletas a la hora de querer algo, sin dejar de hacerlo hasta obtener lo que quieren. Si tu hijo es uno de ellos no le des todo lo que pide, solo por gusto, haz que comience por ganarse sus cosas con esfuerzo, estudiando. De esta forma aprenderá a valorar cada cosa que le des.

Haz que se fijen metas

Haz que tu hijo se fije metas desde pequeño, enséñalo. Puedes comenzar por regalarle una alcancía, donde podrá colocar parte del dinero que le das para sus ahorros. Pueden hacerlo juntos, en familia, y comenzar a ahorrar, de esta forma, cada día querrá ahorrar más y tendrá consciencia sobre el valor del ahorrar, aprendiendo a no despilfarrar su dinero en cosas innecesarias. Puedes fijar un límite de tiempo y luego contar el dinero ahorrado, e invitarlo a abrir una cuenta de ahorros una vez que tenga una buena cantidad de dinero.