La grasa suele acumularse usualmente en abdomen, piernas y brazos causándonos  incomodos rollitos en nuestro cuerpo. Muchas veces la grasa se acumula en lugares donde incluso el ejercicio no puede afectarla. Es por esto que podemos obtener ayuda de algunas plantas que incluso podemos tener en nuestra casa para ayudarnos a atacar esas pequeñas áreas inalcanzables.

  • Diente de león: esta mítica planta aparte de tener cierta fascinación por su apariencia mágica y esotérica, también tiene grandes beneficios médicos y puede ayudarnos a solucionar muchos problemas con nuestra salud. Es una planta que puede nacer en cualquier parte del mundo y bajo cualquier clima. Su rápida propagación se debe a que cada una de sus pequeñas espigas flotantes pueden llegar a lugares lejanos de donde nació la flor. Sus tallos son largos así como sus hojas en la base de la planta. Entre las cualidades de esta planta están las de ser un diurético por excelencia, con esto la hace perfecta para eliminar las grasas o toxinas del cuerpo no importando donde se encuentren.
  • Té verde: por algo es uno de los té que los asiáticos consumen más, sus propiedades son tan variadas como las del diente de león. Para muchos es un remedio por excelencia y ha sido utilizado para la medicina desde tiempos antiguos en Asia. El te verde puede ser usado también como diurético, puede controlar la diabetes, ayuda a prevenir el acné y te puede ayudar a reducir el colesterol entre otros beneficios. También puede ayudarte a descomponer la grasa acumulada en el cuerpo así como también te deja una sensación de saciedad.
  • Alfalfa: muchos la conocerán por ser la comida predilecta de ciertos animales, pero así como el alpiste, esta planta puede ser muy  beneficiosa para los humanos. En la antigüedad se usaba para aliviar ulceras y dolores artríticos o como diurético. Actualmente sus usos son más variados ya que es una planta con alto contenido nutricional rica en vitaminas y minerales. Es un poderoso antioxidante y favorece mucho a la digestión. Un taza de extracto de alfalfa podría ayudarte a que la grasa sea mejor absorbida y no se acumule en tu cuerpo.
  • Alcachofas: muy recomendada para casos hepáticos y que por su versatilidad a la hora de la elaboración en cocina es una buena opción para consumir a cualquier hora del día. La alcachofa es otra planta que nos beneficia con muchas cosas. Es una flor que es usada en infinidad de recetas y por sus bajas calorías es muy buena para agregarlas a la dieta. El concentrado de alfalfa puede ayudarte a reducir los niveles de azúcar y a bajar peso.