Aplicaciones medicinales

Muchos usan sus partes (excepto las raíces) como método para dejar de fumar, para combatir el síndrome de la fatiga crónica, los dolores de cabeza en incluso la migraña. Aplicada sobre la piel, sobre todo en las zonas afectadas por rasguños y dolores musculares, es muy efectiva en su forma de aceite. De igual manera, las quemaduras, las hemorroides y las picaduras de insectos pueden ser tratadas con esta fórmula.

También esta planta es utilizada como digestivo, sobre todo para contrarrestar las úlceras de estómago, diarreas y vómitos, y para la acidez estomacal (gracias a la acción inhibidora de la hipericina, un componente muy presente en ella). Como reguladora de la menstruación también posee amplio uso, la que es muy útil tanto para las féminas de abundante líquido menstrual como las que poseen escaso. Incluso, los síntomas depresivos que proliferan antes del proceso menstrual son combatidos por esta planta.

Hierba de San Juan prepararda pra la infusión, con las hojas secas

Propiedades de la hierba de San Juan

El hipérico es otra sustancia muy presente en la hierba de San Juan. Gracias a este se producen efectos astringentes, antisépticos y cicatrizantes, por lo que las quemaduras, llagas y las pieles grasas tienen un buen aliado. Las espinillas de la acné son fuertemente combatidas con una infusión a base de hojas y flores, la que además de evitar la formación y el crecimiento de granos, coadyuva a eliminar la infección y a sanar los baches en la cara.

Elementos importantes presentes en la hierba de San Juan son además los taninos y flavonoides (hiperina, quercitrósido o rutósido) en las hojas, y en la flor (taninos y minerales como el cadmio o el plomo). Además, están la hipericina, la hiperforina, la quercetina, la rutina y el limoneno, y aceites como el cineol, el cariofileno o el pineno, todos de gran importancia para complementar al organismo humano.

Algunas contraindicaciones

Como contraindicaciones está no usarse durante el embarazo y la lactancia, así como en la concepción del embarazo. Del mismo modo, el uso de la hierba de San Juan en personas que sufran enfermedades como la depresión grave, esquizofrenia o el Alzheimer, al igual que las personas que se van a someter a una operación y recibirán anestesia. Aplicarla directamente sobre la piel tiene peligros, pues puede causar sensibilidad a la luz. En su contrario, es recomendable guardar los complementos de esta planta en envases con colores opacos, ya que la luz puede desactivar algunas de sus propiedades.