Su aspecto es el de una planta herbácea que puede alcanzar hasta 80 cm de altura, con hojas grandes con forma lanceolada. Las flores de color blanco con el centro amarillo están agrupadas, florecen en primavera y duran hasta el otoño. Los frutos son bayas del tamaño de un guisante, de color negro cuando maduran.

La Hierba Mora crece en bordes de caminos, junto a muros o escombreras, le gustan las zonas húmedas y resulta muy fácil de cultivar.

Propiedades medicinales

Vamos a ver más sobre qué tipo de propiedades nos aporta la hierba mora, una planta que podremos usar como remedio en varias ocasiones:

  • La Hierba Mora contiene principalmente un alcaloide llamado Solanina que se encuentra en grandes cantidades en los frutos. La solanina, tomada en grandes cantidades puede ser tóxica. La cocción destruye en parte la solanina.
  • También contiene otros alcaloides (solasonina, solamargina, asparagina), taninos, saponinas, ácido cítrico y nitratos.
  • Se puede utilizar como analgésico, antiespasmódico, sedante, antiinflamatorio, antipirético o purgante.

Cómo utilizar la hierba mora

Veamos ahora las diferentes aplicaciones o usos que podemos encontrar para la planta medicinal de la hierba mora, los diferentes modos de aprovechar las propiedades que hemos visto en el apartado anterior:

  • De la Hierba Mora se emplean las hojas y los frutos maduros. La recolección se realiza en verano y para conservarla se seca en un sitio oscuro y se pone en un recipiente limpio y hermético.
  • Las hojas o su infusión en frío se emplean como sedante, antiinflamatorio (artritis, golpes), antipirético y purgante. Para tratar eccemas, psoriasis, úlceras, grietas en la piel seca, aplicaremos el líquido resultante de cocer un puñado de hojas durante 10 minutos.
  • También es efectiva para aliviar las hemorroides, el dolor de cabeza (hacer una cataplasma con las hojas y ponerla sobre la frente y sienes) y de muelas (hacer gargarismos con la infusión).
  • Se recomienda para tratar el dolor de estómago (para este problema recuerda que también te recomendamos el uso del jengibre) y molestias digestivas: tomar el zumo de Hierba Mora resultante de triturar o exprimir la planta, entre 2 y 4 cucharadas al día. También es efectiva para tratar problemas de hígado y vesícula.

Algunas contraindicaciones

Aunque se trata de un ingrediente natural, no quiere decir que no tenga algunos riesgos para determinados casos. Por ello te recomendamos tener presentes las siguientes recomendaciones en forma de contraindicaciones para evitar cualquier complicación por culpa de un mal uso de hierba mora:

  • Las bayas deben tomarse maduras, ya que verdes resultan tóxicas.
  • No tomar en exceso, ya que puede resultar tóxica. La dosis diaria recomendada es de 30 gramos al día. El envenenamiento produce vómitos, dolor de estómago, sopor, aumento de la temperatura.
  • No administrar a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia ni a niños pequeños.

Ante la duda, lo mejor es consultar con el médico o con un profesional que nos asesore.