Guantes

Los instrumentos más básicos para hacer tareas de jardinería son tus manos, por tanto, debes protegerla para no lastimarte y para que la planta no reciba ningún tipo de contaminación en sus raíces, tallos y hojas. Existe una amplia variedad de guantes, dependiendo del tipo de plantas con las que vayas a entrar en contacto, en todo caso, procura que se ajusten en lo posible a la medida de tu mano, para que la movilidad sea cómoda.

Los guantes protejerán nuestras manos mientras cuidamos del jardín

Tijeras

Las tijeras son instrumentos muy útiles, en las tareas correspondientes a la poda, dependiendo de las modalidades existentes. Es común incurrir en el error de utilizar las tijeras que tenemos en casa para estas labores. Sin embargo, se recomienda hacer una inversión en estas tijeras especializadas porque tienen la estructura y el filo adecuado para efectuar cortes de ramas, tallos, flores y hojas.

Las tijeras deben ser especiales para plantas, así podremos podarlas de forma más fácil

Máquina cortacésped

Se trata de un instrumento de mucho más volumen, pero que permitirá mantener el césped en el nivel adecuado para servir como planta tapizante del jardín. La adquisición de esta máquina permite que ahorres dinero al no tener que contratar a alguien para que haga este trabajo periódicamente.

Pasando la cortacésped

Palas

Es uno de los instrumentos más indispensables para realizar las labores de jardinería, muy útil sobre todo para la preparación del suelo y las tareas de siembra. Existen en el mercado diversos modelos, involucrando distintas formas, tamaños y materiales. Así, encontramos palas de mano, muy propicias para los cultivos en macetas.

Pala pequeña

Rastrillo

Esta herramienta es de vital importancia para conservar la limpieza y el buen aspecto del jardín, sobre todo en aquellos que tienen grandes árboles y estos desprenden hojas en abundancia. Con el rastrillo puedes recogerlas y emplearlas en la preparación de abono orgánico. Sin embargo, también existen otros rastrillos más resistentes, que se emplean en el arado de los suelos, como parte de la preparación para cultivar las plantas de tu preferencia.

Rastrillo para jardín pequeño