Consejos para elaborar el vídeo

  • Duración. Tienes que pensar que los seleccionadores reciben muchas candidaturas y leer todos los currículums que les llegan es una tarea larga y pesada. Por eso, cuando reciben un videocurrículum es una forma diferente y amena de ver si ese postulante sería un buen candidato para el puesto de trabajo. Pero captar la atención de los seleccionadores no debe aprovecharse para ofrecerles un extenso vídeo sobre nosotros y sobre por qué deberíamos ser los elegidos para el puesto. Si un CV en papel se tarda en leer entre uno y dos minutos, el videocurrículum debe tener la misma extensión. Aunque pueda ser más dinámico que un documento de papel, estaremos sólo nosotros ante la cámara, lo cual puede hacerse un tanto aburrido para los seleccionadores.
  • Calidad. Si no tenemos los conocimientos o la tecnología adecuada para hacer un vídeo de calidad, es preferible que no lo hagamos. Podemos pedir ayuda para su grabación y edición e incluso alquilar el material, pero si no nos es posible que el resultado sea aceptable no debemos arriesgarnos a enviarlo a las empresas. Hay que tener también cuidado con el tamaño del mismo y cómo lo vamos a compartir. Lo ideal es que quede publicado en alguna web que aloje vídeos y éstos puedan ser públicos para simplemente compartir el enlace con la compañía a la que queremos postularnos. De este modo, haremos que el seleccionador acceda al vídeo de forma rápida, y evitaremos que deje de verlo por problemas en descargas o errores tecnológicos.
  • Actitud. Nuestro comportamiento ante la cámara debe ser la misma que adquirimos cuando hacemos una entrevista de trabajo personal. Ante todo, la imagen debe estar cuidada y mostrar un aspecto físico adecuado; la vestimenta debe ser formal, afeitarnos en el caso de los hombres y lucir un maquillaje discreto y favorecedor para las mujeres. Debemos hablar cuidando el tono de voz y entonación; recomendamos mostrar una ligera sonrisa mientras hablamos para sonar agradables y simpáticos.

Cómo estructurar el CV

Aunque hay varias formas de estructurar los currículums de papel, en el vídeocurrículum recomendamos utilizar un guión claro y preciso. Éste constante de cinco partes diferenciadas: saludo y presentación incluyendo datos personales, formación, experiencia, rasgos diferenciales y despedida.

  • Presentación. Daremos las gracias brevemente a los seleccionadores por darnos la oportunidad de presentarnos y daremos paso a explicar quiénes somos, donde vivimos y nuestra edad. No hay que dar excesivos datos personales en el videocurrículum, es preferible adjuntar el vídeo con nuestro domicilio, teléfono o correo electrónico de forma escrita para que cuando se pongan en contacto con nosotros sea más fácil localizarnos.
  • Formación. Explicar brevemente, aunque de forma clara, nuestros estudios así como hace cuanto tiempo que los terminamos y dónde los realizamos. Aquí aprovecharemos para hablar de nuestro conocimiento en otros idiomas o cursos que puedan ser útiles para el puesto de trabajo al que nos postulamos.
  • Experiencia. Todos los empleos que consideremos relevantes para destacar, debemos nombrarlos en el vídeo. Incluir además los periodos en los que trabajamos, el nombre de la empresa y nuestras principales funciones en la tarea que realizábamos. También debemos explicar aquí las prácticas y becas realizadas, especialmente si tienen que ver con el sector profesional en el que estamos interesados en trabajar.
  • Rasgos del candidato. Aprovecharemos brevemente para resaltar algunos aspectos positivos de nuestro carácter y personalidad. En toda entrevista de trabajo nos preguntan que digamos dos o tres virtudes y defectos de nosotros mismos, por lo que nos adelantaremos para definirnos lo mejor posible.
  • Cierre. Nos despediremos brevemente dando de nuevo las gracias por la atención recibida y recordando que tenemos total disposición para realizar una entrevista personal. Podemos terminar el vídeo con un pequeño texto en el que incluyamos las diferentes formas de contactar con nosotros, es decir, teléfono y dirección de email.

Este sería un ejemplo de videocurrículum estandar:

A continuación un ejemplo más atrevido de videocurrículum, se trata de un formato creativo, más innovador, en el que componemos un currículum escrito en vídeo, sin salir nosotros como candidatos:

No dudéis en mandarnos vuestro videocurrículum, estaremos encantados de darle mayor visibilidad hacia los usuarios de Hogarus.