• Espalda: esta zona es la que se afecta con más facilidad si hacemos mal las abdominales, así que debemos tener especial cuidado en que se encuentre totalmente recta cuando realizamos el ejercicio. A la primera señal de dolor en la espalda, es mejor parar el ejercicio y volver a acomodarnos, si el dolor no cesa, es que algo no estamos haciendo bien, por ende es mejor seguir haciéndolos hasta que ya no nos provoquen dolores.
  • Cuello: también esta zona y la de la nuca deben mantenerse rectas y fuertes, de modo que evitemos hacer fuerza con el cuello y hombros, ya que la fuerza se debe concentrar en el vientre para que el ejercicio tenga más eficacia, así como proporcionar mayor fuerza a la espalda para además mejorar la postura (una mala postura genera panza y hace parecer que tenemos más vientre).
  • Zona lumbar: es una zona bien importante porque en ella se debe concentrar toda la fuerza, debe permanecer perfectamente recta en el piso cuando hacemos abdominales y en el caso de las abdominales cruzadas que trabajan los costados, la fuerza se concentra más en esta zona, que debemos cuidar al evitar cualquier molestia o dolor.

Calidad y no cantidad

Algunos programas te exigirán hacer muchas abdominales pero lo mejor es hacer cualquier número bien hechas, ya que una abdominal realizada incorrectamente no solamente provoca lesiones sino que también es infructuosa y los resultados no se dejarán ver. Es mucho mejor hacer un número de repeticiones que te sea cómodo, pero que además te permita ver resultados reales porque se están haciendo correctamente.

Os dejamos con un vídeo en el que veréis varias sugerencias para realizar abdominales del modo adecuado:

Cómo tratar lesiones

Si las lesiones llegaron, evita volver a ejercitarte de ese modo de nuevo y consulta al médico si el dolor se torna intenso, una lesión en la espalda puede ser muy dolorosa y por eso es necesario que se trate adecuadamente.

Pero sobre todo, sigue con ejercicios seguros que te permitan mantenerte en forma sin arriesgar tus articulaciones, y pon en práctica estas recomendaciones para saber cómo hacer abdominales correctamente y no lesionarte al buscar ese vientre plano que todos querremos lucir.