Los riñones están considerados los principales químicos del organismo, tienen función excretora y reguladora. Excretan agua pero también la conservan, eliminan a través de la orina todos los productos que poseen los alimentos que pueden ser tóxicos para el organismo y devuelven a la sangre agua, glucosa, sal, potasio y otras sustancias vitales en las proporciones adecuadas para mantener el equilibrio corporal.

El agua, nuestra mejor aliada

Lo ideal para tener riñones sanos es hidratarse ya sea tomando agua, dicen que 8 vasos por día, o comiendo sandía. La sandía es ideal para hidratarse de manera natural y muy rica. También se aconseja el jugo de arándanos que, con su ácido, evita que las bacterias que producen infecciones se adhieran a las paredes de la vejiga.

Para aquellas personas propensas a las infecciones urinarias se aconseja tomar vitamina C ya que acidifica la orina y evita la proliferación de las bacterias que causan la enfermedad.

Se recomienda para el buen funcionamiento de los riñones evitar el consumo de alcohol, maní, dulces, chocolates y algunas verduras como acelga y remolacha.

La importancia de beber mucha agua

Cálculos renales

El remedio para esta dolencia es: mezclar un poco de aceite de oliva con extracto de zumo de limón y vinagre de manzana. Tomar una cucharada y, si el dolor persiste, repetir a la hora.

Para la eliminación del cálculo se recomienda el jugo de granadilla que, junto a la raíz de diente de león, limpiarán el conducto urinario y eliminarán los cálculos.

El magnesio es esencial en esta dolencia porque previene la formación de cálculos y disminuye el dolor.

Para aliviar el dolor también se pueden hacer compresas del siguiente preparado: se hierve manzanilla durante 5 minutos y se deja reposar hasta que se entibie y recién allí aplicar las compresas.

Limpiar piedras en los riñones

Para limpiar los riñones

Principalmente las enfermedades se producen por tener toxinas en la sangre, por eso es importante controlar la alimentación:

  • Evitar ingerir alimentos procesados
  • No abusar de productos lácteos
  • No comer demasiada proteína animal, huevos o pescado
  • No abusar de la sal
  • Y como ya dijimos antes evitar alcohol, dulces, chocolates, etc

Es importante consumir una dieta vegetariana rica en zumos de fruta u hortalizas tales como: uvas, naranjas, limones, pomelo, melocotón, zanahoria, apio, pepino, manzanas, melones, sandías, nísperos, lechuga, etc.

Tal vez sea difícil dejar la dieta a la que nos hemos acostumbrado, pero sí se puede una o dos veces a la semana realizar una dieta desintoxicante en beneficio de nuestros queridos riñones.