Lo primero que conviene señalar de esta herramienta es que es gratuita, ya que ciertamente existen otras que incluso pueden ser mucho más completas en cuanto a las opciones que ofrecen, pero son de pago, de modo que probablemente no estés interesado.

De código abierto

Además de no tener ningún costo, el programa es de código abierto, de modo que no tendrás que preocuparte por obtener una licencia. Por otro lado, es una herramienta muy ligera que no ocupará mucho espacio en el disco duro.

Exportar imágenes en varios formatos

Una de las necesidades más comunes al momento de hacer una captura de pantalla, es que probablemente necesitas un formato específico, que no todo el tiempo es .jpg. Con Greenshot, tienes la opción de exportar las imágenes en el formato que requieras, sin tener que abrir un programa extra para convertir el formato. Es una opción muy útil que mejorará la productividad.

Captura variada

Algunos servicios de captura de pantalla, tienen limitaciones en cuanto a lo que pueden guardar. Con esta herramienta, podrás guardar una región de la pantalla, una ventana completa, una página web y hasta una aplicación, gracias a su capacidad de captura variada.

¿Cómo funciona?

Solo debes presionar el botón de captura de pantalla del teclado, y seleccionar alguna de las opciones que aparecerá automáticamente, esto se debe a que el programa se mantiene activo para cuando el usuario lo necesite.

Entre las funciones que el programa incluye, se encuentran: asignar un formato a la captura, editar segmentos con colores, borrar o difuminar secciones de la imagen, recortar, girar o cambiar el tamaño de la imagen, etc.  Igualmente, es posible compartir directamente desde la herramienta por las redes sociales o almacenar la imagen en diferentes entornos en la web. Utiliza Greenshot para ser más productivo y tener un mejor manejo de tus capturas de pantalla en Windows. Puedes descargar este programa desde su página oficial.