Muchos la han honrado con el título de “una de las más bellas plazas del mundo”, como el escritor Victor Hugo. En 1998 fue incluida por la UNESCO entre los sitios que conforman el Patrimonio de la Humanidad. Sin dudas, la Grand Place es un sitio especial que no deberías perderte en tu visita a Bruselas. Pero, ¿qué ver cuando llegues a esta plaza?

  • Manneken Pis: Esta pequeña estatuilla de bronce representa a un niño desnudo orinando sobre una fuente. Aunque es algo extraña, se ha convertido en uno de los monumentos más visitados de Bruselas. Suelen “vestirla” con distintos trajes y se cree que ya tuvo más de 650 atuendos. Se encuentra junto a la Grand Place, en la esquina de las calles Rue de l’Étuve y Rue du Chêne.

Estatua Manneken Pis

  • Ayuntamiento: Fue construido entre 1402 y 1455 y es uno de los edificios medievales que rodean la Grand Place. Tiene una torre gótica de casi 100 metros de altura con una estatua del arcángel San Miguel (patrono de la ciudad) venciendo al Diablo en su cima.

Ayuntamiento de Bruselas

  • Casa del Rey: En el número 29-33 de la Grand Place se encuentra la famosa Casa del Rey. Desde el siglo XII fue una casa de madera donde se vendía pan, y es por eso que en flamenco se llama broodhuis, que se traduce como “casa del pan”. En el siglo XV se construyó un edificio de piedra en el mismo sitio con el fin de servir como despacho administrativo del recaudador general del Señorío de Brabante y por eso se llamó “Casa del Duque”. Cuando el duque fue nombrado Rey de España, el edificio recibió el nombre de “Casa del Rey”. El edificio fue renovado en 1985 y hoy en día alberga el Museo de la Ciudad de Bruselas.

Casa del rey

  • Rue des Bouchers: Algo característico del centro de la ciudad y las calles que rodean a la Grand Place es que revelan mucho sobre los oficios de quienes las ocupaban en la antigüedad. La calle de los Carniceros (Rue des Bouchers) alberga célebres restaurantes y puestos de comidas de todos los colores.

Rue des Bouchers o Calle de los Carniceros

  • Iglesia de San Nicolás: San Nicolás de Myra, también conocido como Santa Claus, era el patrono de los mercaderes. Desde mediados del siglo XIV, los comerciantes de la Grand Place han concurrido a esta iglesia medieval para buscar su protección y rezarle algunas plegarias.

Iglesia de San Nicolas

  • La Bolsa: No puedes dejar de visitar el edificio de la Bolsa. Se trata de un edificio de estilo griego del año 1833 que es uno de los más emblemáticos de la zona.

Bolsa de Bruselas

  • Galerías Reales de Saint-Hubert: Esta galería fue construida en el año 1847 y, si bien no es la más antigua de Europa, es una de las más majestuosas del continente.

Galerías comerciales Saint-Hubert

  • Biscuiterie Dandoy: ¿quieres probar las mejores galletitas de Bruselas? La biscuiterie tiene casi 200 años de historia y ofrece exquisitos speculoos, sablés y gofres.

Galletas de la Biscuiterie Dandoy