Hace más de 5 siglos, la Gran Llanura húngara no era una estepa de gran extensión sino una enorme tierra de bosques que se inundaban constantemente por los desbordes de los ríos Danubio y Tisza. Los otomanos cortaron la mayoría de los árboles, arrebatándole a esta región la poca protección que le quedaba y dejando sus suelos a la merced de la erosión del viento. Los pueblos comenzaron a vaciarse, ya que sus habitantes huían hacia el norte, donde había pueblos comerciales que estaban bajo el gobierno del sultán. Al quedar la región literalmente puszta, es decir, desierta, solamente quedaron los pastores y pescadores para habitarla. Pocas fortificaciones quedan en la Gran Llanura, debido a que los otomanos ordenaron su destrucción.

La Gran Llanura se divide, como dijimos, en tres partes:

  • Llanura Central: es la más pequeña de las regiones de la Gran Llanura. Se extiende desde Budapest hacia el este, donde se halla el río Tisza. Allí se encuentra el paraíso para los amantes del agua: el lago Tisza.
  • Llanura del Este: se trata de la región Hortobágy, donde nacieron varios mitos populares de la cultura húngara y de la tradición pastoral. Allí se encuentra el famoso Parque Nacional Hortobágy.
  • Llanura del Sur: en las regiones bajas de los ríos Danubio y Tisza se encuentran los más interesantes pueblos de la Gran Llanura húngara, incluyendo Kecskemét y Szeged.

Esta región tiene bastantes atractivos naturales, que llaman la atención de los turistas. Si buscas algo de turismo en la Gran Llanura húngara, tal vez quieras visitar estos sitios:

  • Lago Tisza: los folletos de turismo lo describen como el “lago Balaton de la Gran Llanura”. En sus costas de más de 80 kilómetros de largo, podrás encontrar resorts vacacionales que ofrecen cabañas, actividades al aire libre y mucha naturaleza.

Lago Tisza

  • Museo Pál Kiss: albergado en una vieja casona de 1840, este museo relata a través de objetos cotidianos la vida de los pescadores y artesanos que habitaban la zona del lago Tisza.

Vieja casona que alberga el Museo Pal Kiss

  • Debrecen: se trata de la segunda ciudad en importancia de Hungría. La ciudad es asociada a la riqueza y al bienestar desde el siglo XVI. Durante el verano se llena de festivales. No carece de interesantes museos y relajantes baños termales. La llaman “la capital de la Llanura del Este”.

Baños termales en la ciudad de Debrecen

  • Hajdúszoboszló: miles de visitantes llegan a este centro acuático buscando relajarse. Es, ni más ni menos, el pueblo con más baños termales más grande de toda Hungría.

Baños termales en Hajdúszoboszló

  • Kecskemét: entre los ríos Danubio y Tisza, se encuentra el corazón de la Llanura del Sur, es decir, esta ciudad de viñedos y jardines que no parecen tener fin. Su arquitectura Art Nouveau y Secesionista es bastante bella y refinada para tratarse de un pueblo campestre. Tiene excelente museos y el mejor brandy de duraznos de la región.

Población de Kecskemét, rodeada de un gran paisaje