A cada lado del canal hay magníficos edificios que van desde el siglo XII al XVII. Nace en el área de la ciudad que está al noroeste, donde se conecta con tierra firme, y fluye hasta el mar Adriático. La orilla más elegante, según dicen, es donde se encuentra la Piazza San Marco, convirtiendo a la otra en una zona más popular.

A pesar de tener una gran longitud, sólo cuatro puentes lo cruzan: el Puente de Rialto, que es el más antiguo de todos; el Puente de la Academia, entre San Vidal y la Carità; el Puente de los Descalzos, que se encuentra junto a la estación de trenes Santa Lucía; y el Puente de la Constitución, el más moderno de todos y el único en comunicar la Piazzale Roma con la estación de trenes.

No obstante, los cuatro puentes no son la única forma de cruzar el canal. Una especie de góndola pública llamada “traghetto” lleva personas de un lado al otro y es una forma bastante económica de cruzar el canal si no te encuentras cerca de un puente.

Esta vía fue el principal centro de comercio de la República desde la Edad Media. Por aquí solían pasar barcos de hasta 400 toneladas. De hecho, es en el Gran Canal donde nacieron las “Fondaci”, una especie de grandes almacenes y posadas a las que iban todos los mercaderes del mundo.

Restaurante en el Gran Canal

Hay 170 edificios a lo largo de este canal, incluyendo hoteles, restaurantes y sitios de entretenimiento. Hasta el siglo XIX, el Gran Canal podía cruzarse solamente a través de un solo puente (y no los cuatro que existen hoy en día).

El Gran Canal termina en San Marco, donde se abre ante nosotros una vista espectacular de la cuenca. A la derecha se encuentran la Basílica de Santa María della Salute y la Punta della Dogana. A la izquierda tendrás una espectacular vista de la Piazza San Marco, el Palacio Ducal, la Basílica, y el dominante Campanile.

Tanto en tiempos antiguos como en la actualidad, el Gran Canal fue y es un sitio inalcanzable para vivir en la mayoría de los casos. Es un área donde viven los ricos y acaudalados de Venecia. Todos los palacios que se encuentran sobre este canal fueron construidos y embellecidos por las importantísimas familias nobles de la ciudad. Al no haber acceso peatonal a estos edificios, la mejor manera de verlos es tomando un taxi acuático, más conocido como “vaporetto”.  

Palazzo Vendramin Calergi, actualmente un casino sobre este canal de Venecia

Algunos de sus edificios más nobles son: la iglesia de los Descalzos, que data del siglo XVII; el Palazzo Vendramin Calergi, donde vivió y murió Richard Wagner, aunque ahora es alberga un casino y el Museo Wagner; la Ca’ Pesaro, un edificio residencial del siglo XVIII que perteneció a la familia Pesaro; y la Academia, que fue escuela y monasterio de la Carità, entre tantos otros sitios distinguidos.